Sfera Ebbasta x KFC

96
Streetwear /
Escrito por Daniel Pedroso

Hubo un tiempo en el que la mayor sorpresa del Happy Meal era el regalo de su interior y el mejor reclamo para crearnos el ansia de coleccionarlos era utilizar la imagen de Ronald, el payaso de McDonalds. Aunque los tiempos claramente han cambiado y este personaje fue eliminado como imagen de la compañía, es turno de llenar ese hueco con estrellas de talla mundial como Travis Scott o J Balvin. Pero si pasamos de las hamburguesas al pollo, es turno para que Sfera Ebbasta relegue al Coronel Sanders a un segundo plano.

La estrella italiana se alía con KFC para presentar un menú de productos y una cápsula colaborativa. Siendo para Sfera un año estratosférico, donde hace un mes se publicó su película ‘Famo$o: The Movie’ y en tan sólo unos días podremos disfrutar al completo de su nuevo álbum, esta nueva acción liderada por el de Ciny le sitúa a la misma altura y con la similar capacidad de influencia que los otros dos nombres de la escena Latina y Norteamericana.

Travis Scott es el principal culpable de comenzar esta tanda de colaboraciones entre artistas y cadenas mundiales de comida rápida. Tras este vino J Balvin y ahora es el italiano quien lanzará su menú ‘Famo$o’, en el cual por 19,90€ podremos hacernos con un bucket de alitas, dos bebidas, dos cajas de patatas y una caja media de pops de pollo. El menú servirá para abrir boca a una colección de ropa donde el color rojo, recurrentes en las líneas de KFC y Sfera, se convierta en marca de la casa de una colaboración donde hasta ahora solo conocemos el diseño de la camiseta amarilla de manga corta y la trucker hat.

Una cápsula donde el logo de KFC y las iniciales de Sfera Ebbasta se podrán ver por todas las piezas, al igual que en los artículos que conforman el menú ‘Famo$o’, estando disponible al completo a partir del 20 de noviembre en espacios aún por confirmar.

 

Daniel Pedroso
Sobre el Autor / Daniel Pedroso

I don’t quite know what I am yet. I’ve tried flipping coins, listening exclusively to french crooners, I’ve even had a brief hat phase, but nothing stuck.