True Detective: luz contra oscuridad

166
Cine & Series /

En Abril de 2012, la HBO llegó a un acuerdo con el guionista Nic Pizzolatto y el director Cary Fukunaga para el desarrollo de True Detective. Los objetivos estaban claros, la primera temporada constaría de ocho capítulos en los que se adoptaría la fórmula de American Horror Story, en la que cada temporada fuera independiente y pudiera visionarse de manera separada y desordenada sin peder el hilo ni adelantar acontecimientos de la trama.

No se puede eludir la decisión de incluir a dos estrellas como Mattew McConaughey y Woody Harrelson al frente de la misma. Obligarles a llevar el peso en todo momento de la acción se convierte un acierto, si como en este caso, consiguen soportarla y llevarla con una soltura y decisión que asombra. Es una continua clase magistral, tanto Matthew como Woody están inmensos. No es una actuación más en sus carreras, supone una inmersión total en un personaje, desde manías y tics nerviosos hasta la manera de hablar, andar y expresarse.

Ambos representan dos personalidades y posiciones totalmente opuestas ante la vida. En primer lugar, Rust Cohle -Matthew McConaughey– es un hombre metódico, reservado y tímido. Desde fuera se le podría ver como una persona rara y difícil de tratar, y una vez conoces un poco más de él, esto último se corrobora. Es solitario, con tendencias cercanas hacia la misantropía. Tiene su propia concepción del mundo que se evidencia en los monólogos y diálogos que mantiene con los distintos personajes con los que conversa.  No busca adornar la realidad, ni lo necesita. Es intuitivo y extremadamente atento, aprecia y busca los pequeños detalles, no le valen dos o tres cabos para tener cerrada una historia, los necesita todos. En la manera de tratar con las personas se da una paradoja interesante, por un lado no se le da bien tratar con ellas ni lo busca, pero por otro es embaucador y calculador, sabe sacarles lo que quiere. Tiene mucha labia y actúa con frialdad, sabe llevarlas por el camino que quiere. Es camaleónico, virtud que también le ayuda con esto, puede y sabe salir de cualquier situación, sabe moverse por distintos terrenos con soltura, característica propia de alguien que estudia todo detenidamente y posteriormente lo pone en práctica con resultados espectaculares. Su casa es una extensión de su personalidad, vive con lo justo para tenerlo todo controlado. Todo lo que no es extremadamente necesario no lo quiere, no posee muebles, tan solo necesita un colchón en el suelo y una mesilla con multitud de libros.

Marty lo define perfectamente en el primer capítulo: “Rust se pegaría con el cielo si no le gustara su tono azul”.

En segundo lugar, Marty Hart – Woody Harrelson –  vive una continuamente en una realidad paralela, se escuda en razones completamente irreales y falsas, e intenta vivir con ellas como principios básicos con los que sostener su día a día. Esta doble realidad se plasma también en su vida personal. Juega a un doble juego constantemente donde él mismo admite que se está equivocando actuando de ese modo, pero al ser tan impulsivo, las palabras se quedan en eso, en solo palabras. De poder tener mano ganadora en todas las partidas y controlar la situación, decide jugar con el azar en cada mano.

Si hablamos de influencias a la hora de la creación de la serie, rápidamente se nos viene un nombre a la mente, Twin Peaks. Al poco de empezar pude sentir esa oscuridad extendiéndose por Lousiana a una velocidad de vértigo e inundándolo todo. La serie creada por Mark Frost y David Lynch tiene un fuerte peso como fuente de inspiración. El bosque, aunque en menor medida en True Detective, tiene también un papel importante, es donde comienza todo y siempre está presente cuando algo parece que no va bien. También, al igual que en Twin Peaks, es necesario adentrarse en el para descifrar aquello que nos atormenta. “The King in Yellow”, libro escrito por Robert W. Chambers y publicado en 1895, es el otro culpable del resultado final de True Detective. De este libro compuesto por pequeñas historias se han adoptado referencias como nombres y la atmósfera mitológica, mística y misteriosa. Podemos ver un ejemplo en un extracto del mismo:

Strange is the night where black stars rise,

And strange moons circle through the skies,

But stranger still is

Lost Carcosa

Muchos son los detalles que conviertes a True Detective en una de las mejores series de este año, pero creo que el guion y la opción tomada a la hora de narrar la historia son las más importantes. La acción se divide en tres líneas temporales, 1995, 2002 y 2012. El continuo ir y venir en el tiempo entre estos tres años es muy interesante. En ocasiones, hace que la acción vaya mucho más rápido y que no se estanque en ningún momento. Observamos al mismo personaje con dos arcos de transformación diferentes al mismo tiempo,  le observamos en el presente y en el pasado, sabemos en qué ha cambiado pero no el motivo de estos cambios. En ocasiones, 17 años separan al personaje, con todo el desarrollo interno que conlleva, aparte del  evidente cambio físico.

La dirección de Fukunaga hace que veamos True Detective con los ojos de un detective. Tenemos que tener claro que cada detalle cuenta y que también nosotros podemos formar parte activa de la investigación e ir atando cabos y sacando nuestras propias conclusiones. Pizzolatto nos ofrece un guión de una altísima calidad, en algunas películas o series nos encontramos con una bajada en el nivel, bien en los diálogos o bien en los monólogos. En este caso, tenemos un conjunto perfectamente equilibrado, donde no hay un bajón en ningún momento y las frases están medidas palabra a palabra para que no sobre ni falte nada. Sabe darle a cada personaje lo que le corresponde. De la boca de Rust sale esto: “Todo es un guetto , tío. Una alcantarilla gigante en el espacio exterior”. Igual que lo dice tras la pregunta “Crees que esto es un timo, ¿no? Todos esos tíos. Que se equivocan”, Rust contesta: “Sí, es así desde que un mono miró al sol y dijo a otro mono: Él ha dicho que me entregues a mi tu puta parte. Personas, joder, son tan frágiles que prefieren tirar una moneda al pozo de los deseos a comprar comida”.

Los rumores acerca de los actores que protagonizarán la segunda temporada llevan circulando por la red desde el final de la primera. En estos momentos, cobran mayor fuerza los de Brad Pitt y Edward Norton, y no es decir poco, se trataría de revivir la dupla extraordinaria de “El club de la lucha”. Sea como sea, tengo claro que la calidad de la serie no bajará e incluso, aunque el nivel se ha dejado muy arriba, puede superarse. En lo que concierne a la parte técnica, parece ser que Pizzolatto seguirá al frente del guión, pero Fukunaga no repetirá en la dirección. Este último, cuando en una entrevista le dijeron si quería dar algún consejo al que le sustituyera, el director californiano dijo en tono de broma: “He can email me. Start training now”.

Cuando todo el mundo daba por hecho que Breaking Bad sería el gran triunfador de los Premios Emmy y que se llevaría el galardón a la mejor serie de drama de este año, aparece True Detective en escena y ahora parece que más de uno ya no las tiene todas consigo. La serie creada por Pizzolatto y Fukunaga no competirá finalmente en la categoría de miniserie y lo hará como serie. Las quinielas no solo daban por hecho el premio a Breaking Bad, si no también a Bryan Cranston como mejor actor, cosa que ahora no está del todo clara. Hay que recordar que Matthew McConaughey viene haciendo últimamente unos trabajos espectaculares, como por ejemplo “Mud” o “Dallas Buyers Club”, película por la que obtuvo el Oscar a mejor actor, premio que no hay que obviar en absoluto y que seguro tendrá que ver en la decisión final en los Emmy. Matthew lleva tomando carrerilla hace mucho tiempo y va lanzado a por el oro. En lo que respecta a mi opinión, lo tengo claro, creo que Breaking Bad es mucho Breaking Bad. Vince Gillighan creó y dio forma a un producto que aunque sea imitado, tardará muchos años en ser superado. Anna Gunn, Aaron Paul, Bryan Cranston y el resto del reparto merecen el reconocimiento por el trabajo realizado a lo largo de las cinco temporadas. Aunque aún es pronto para la segunda temporada, Pizzolatto, en una entrevista concedida a Hitflix, ha dado unas cuantas pistas acerca del camino que tomará esta continuación: “Tratará sobre mujeres duras, hombres malos y la historia oculta del sistema de transportes de Estados Unidos”. No hay más que decir. Hype is ready.

ACTUALIZACIÓN (10/04/2015)

Primer teaser de la segunda temporada de True Detective, con un reparto finalmente compuesto por Colin Farrell y Vince Vaughn en el apartado masculino, y Rachel McAdams y Taylor Kitsch en el femenino.