”To Pimp a Butterfly”. Parte I

123
Música /

‘‘I remember you was conflicted…’’.

Para entender ‘‘To Pimp a Butterfly’’ en toda su complejidad, debemos empezar por comprender que el propio título es resultado de una metáfora que se desarrollará en toda su profundidad a lo largo del álbum. Como planteamiento inicial, Kendrick Lamar se refiere al hombre negro de éxito como una mariposa, mientras que la vida en el barrio representa su capullo. Una vez empezado el viaje de la mariposa, el artista deberá encontrar la manera de ser fiel a sí mismo para no ser ‘‘chuleado’’ por el sistema. En caso de que el artista sea prostituido o se venda en pos del éxito, la pregunta está servida: ‘Are you who they idolize?”. ¿Eres tú, realmente, a quién idolatran? La respuesta también es evidente.

La introducción del álbum explica lo que Kendrick define como ‘‘La teoría de Wesley’’ y debe su nombre a Wesley Snipes, quien fue condenado a tres años de prisión por evasión de impuestos tras ser engañado por sus asesores financieros. Esta denuncia se basa en que nadie enseña a la gente que siempre fue pobre cómo gestionar su dinero o su fama una vez alcanzan el éxito, por lo que son fácilmente ‘‘chuleados’’ por la industria o la justicia norteamericanas. No hay que pensar demasiado para encontrar casos así: DMX, Dennis Rodman, Allen Iverson… La lista es larga. En una realidad como la de muchos afroamericanos, en la que una educación de calidad es un derecho negado, la única salida viene representada por un ideal de éxito que muchas veces puede ser realmente traicionero. Como decía Dave Chapelle en ‘For What It’s Worth’: ‘‘Si de verdad queréis salir del guetto, tenéis que ser constantes, tenéis que dejar de culpar a los blancos de vuestros problemas y tenéis que aprender… ¡a rapear, a jugar a baloncesto o algo así! […] ¡Tenéis que entretener a los blancos!’‘. Pero luego, ¿qué?

El primer párrafo de ‘‘Wesley’s Theory’’ nos pone en la piel de un K.dot todavía joven que tan solo anhela firmar un contrato y salir del barrio entre sueños de opulencia, mientras que el segundo párrafo nos pone en la voz del sistema americano, personificado nada más y nada menos que por el Tío Sam, quien le ofrece todo aquello que pida y más. Es realmente significativo el estribillo del tema, en el que se refiere al rap en los siguientes términos: ”At first, I did love you / but now I just wanna fuck”, dejando entrever que, para muchos, el rap era en principio un vehículo de expresión que pasó posteriormente a ser tan solo una forma de supervivencia y posible enriquecimiento.

En el segundo track del álbum, ‘‘For free?’’, se volverá a hacer uso de la metáfora para retomar la relación entre la industria y el artista, trasladándola a la relación entre una mujer y un varón de acuerdo al célebre lema popular enarbolado por humoristas como Chris Rock: ”pussy costs money, dick is free”. En la introducción del tema, comprendemos que ella solo está interesada en el potencial de Kendrick para generar fama y riqueza. Es por esto que demanda ser complacida materialmente bajo la amenaza de que cualquier otro podría hacerlo por él en caso de que se negase. En el ámbito que nos interesa, esta metáfora se traduce en que todo el mundo estaría dispuesto a perder el culo por algo de éxito y la industria puede servirse de cualquier negro con talento en caso de que alguno se ”rebele” ante ella. Y, efectivamente, Kendrick Lamar se niega a seguir ese juego al grito de ‘‘this dick ain’t free!’’, negándose así terminantemente a satisfacer a quienes solo pretenden utilizarle como una fuente inagotable de riqueza. Ante esta negativa, la protagonista del video le gritará al final ‘‘I’mma get my Uncle Sam to fuck you up. You ain’t no king!’’, puesto que, de alguna manera, Kendrick se ha negado a regalarse sin más como la imagen americana del éxito, representada en la figura del rey.


‘‘King Kunta’’ es la respuesta a la acusación final del personaje femenino de ‘‘For Free?’’, una tema muy rítmico en el que Kendrick se vale del personaje ficticio de Alex Haley, Kunta Kinte (un esclavo negro cuyo pie es cortado como castigo por tratar de escapar) para contrastar genialmente las figuras de rey y esclavo en un mismo concepto. De esta manera, juega con las connotaciones de la esclavitud en el pueblo afroamericano y el hecho de su ‘‘escape’’, al menos, en dos dimensiones: escapar del barrio sin caer, además, en la esclavitud del éxito, hecho por el que ”todos quieren cortarle las piernas”. Sin embargo, K.dot admitirá en el siguiente corte seguir estando encadenado de alguna forma. Y a todo esto añade su condición de rey del rap como declararía en su controvertida estrofa de ”Control”. Al final de ‘‘King Kunta’’ se pueden escuchar los primeros versos del poema en torno al cual girará ‘‘To Pimp a Butterfly’’: ‘‘I remeber you was conflicted, misusing your influence…’’.

Nota: Es habitual en la discografía de Kendrick Lamar encontrar una progresión y una notable relación entre las canciones que forman sus discos. Sin embargo, ‘‘To Pimp a Butterfly’’ es, en su complejidad, todo un proceso en el que cada canción está relacionada con la anterior. Los versos que recita entre algunos temas y que irá completando según avanza el disco nos dan la clave para comprender cada tema en relación con los demás, siendo muy significativos los momentos concretos en que los introduce.

A través de ‘‘Instituzionalized’’ comprenderemos que la representación del barrio como la envoltura de la mariposa no representaba tan solo un lugar físico, sino la expresión de los límites derivados de esa vida que sobreviven en su mente y que le impiden evolucionar. En otras palabras: ‘‘You can take your boy out the hood but you can’t take the hood out the homie’’, como bien dice el bueno de Snoop en el estribillo. Esta mentalidad se traduce, entre otras cosas, en unos anhelos de riqueza que pueden llegar a corromper absolutamente a las personas y que, aún habiendo conseguido salir del barrio, no hacen mejor a Kendrick Lamar que los ídolos del guetto: matones, chulos y camellos para los cuales el poder y el dinero son la única institución. Se sugiere que salir del barrio tan solo mediante una escalada en la clase económica no supone un cambio de mentalidad, por lo que la concepción puramente económica del éxito supone un gran peligro, especialmente para los que no logran mantenerse.

interior-kendrick-segundo

Este track nos ofrece, además, la descripción del pasaje que da lugar a la portada de ‘‘To Pimp a Butterfly’’: ‘If I was the president / I’d pay my mama’s rent, / free my homies and then / bulletproof my Chevy Doors, / lay in the White House and get high, Lord, / Who ever thought? / Master, take the chains off me!’’. Vemos lo absurdo de la situación en el hecho de llegar a ser presidente y continuar con los hábitos de alguien que vive en el barrio. Estar ‘‘institucionalizado’’ es ser incapaz de actuar y pensar de acuerdo a una nueva condición. Kendrick comienza la canción admitiendo que sigue atrapado en el guetto y no está orgulloso de admitirlo, así que, posteriormente, pide al Señor que le quite esas cadenas, esto es, que le ayude a superar esa mentalidad. La clave que no está en este pasaje pero sí en la portada del álbum es que vemos a Lamar en el centro de la acción con un bebé en las manos, lo que representa una esperanza de cambio a través de las nuevas generaciones.

‘‘These Walls’’ es tal vez la canción más compleja de ‘‘To Pimp a Butterfly’’. Al principio, se añade un nuevo verso a los recitados en ‘‘King Kunta’’: ‘‘sometimes I did the same’’. Con este verso, K.dot admite haber utilizado incorrectamente su influencia y nos introduce al complejo relato que viene a continuación. Las dos primeras estrofas aluden metafóricamente a los labios vaginales de una mujer con la que mantiene relaciones, hasta que descubramos en la tercera estrofa que se trata de la pareja del hombre que mató a su amigo Dave (lo cual es relatado en ”Good Kid M.A.A.D City”). En esta tercera estrofa, los muros pasan a referirse a las paredes de su celda, pero también a su conciencia cuando le dice que escuche ‘‘Sing About Me’’. Finalmente Kendrick se dirige directamente a él: ‘‘So when you play this song, rewind the first verse / about me abusing my power so you can hurt / […] about the only girl that cared about you when you asked her / and how she fucking on famous rapper’’. Así comprendemos que el encuentro sexual narrado durante la canción tenía connotaciones de venganza para él, poniendo un ejemplo de cómo pudo llegar a abusar del poder que le concedía la fama. Al final de la canción se añaden unos nuevos versos que delatan el profundo calado de estos hechos en la conciencia de Kendrick: ‘‘abusing my power full of resentment, resentment that turned into a deep depression. Found myself screaming in a hotel room’’.

Con estos versos, Kendrick Lamar establece una relación entre la confusión y el súbito poder que le otorgaría la fama y el resentimiento que le llevará a la depresión narrada en ‘‘u’’. Comprendemos que, entre los significados que los muros van adquiriendo en ”These Walls” se mantiene constantemente el de los límites mentales a los que se refería en ”Instituzionalized”, es decir: cuando Kendrick narra toda esta historia, está describiendo los errores y las penurias del guettoentre los que incluye también sus propios actos. Con ‘‘These Walls’’ nos abre también, de alguna manera, los muros de su persona, por lo que el disco toma una dinámica realmente intimista y honesta en las siguientes canciones.

‘‘u’’ es el absoluto contrapunto de ‘‘i’’. Comenzando con la repetición del verso ‘‘Loving you is complicated’’, el tema nos habla de los peores conflictos internos de K.dot, muchos de ellos relacionados con la fama, las expectativas y la presión o el hecho de haber abandonado Compton y lo que más tarde definiría como ”la culpa del superviviente”, esto es, el llevar una vida exitosa lejos del barrio mientras ve a sus seres queridos sufrir las consecuencias del mismo. Todas estas circunstancias acabaron por empujarle al alcohol y, por último, a una profunda depresión que le hizo contemplar la posibilidad de suicidarse. Tras el embarazo de su hermana adolescente, Kendrick se echa en cara su incapacidad para influir positivamente en ella mientras cambiaba la vida de miles de personas a través de la música: ‘‘You preached in front of 100.000 but never reached her’’. Por otro lado, se confronta a sí mismo por no haber visitado a su amigo Chad en el hospital, convaleciente tras recibir varios disparos, antes de morir. Él se encontraba de gira. Comprendemos en este momento algo fundamental: cuando Kendrick habla de usar mal su influencia se refiere a usarla en su beneficio en lugar de dedicarse a cambiar las vidas de sus seres queridos y la realidad de la que proviene. ¿Había olvidado Kendrick Lamar su objetivo?

‘‘Alright’’ es una respuesta necesaria a ‘‘u’’ con un objetivo claro: todo va a estar bien. Llama la atención que la canción no se limita tan solo a ofrecer esperanza al propio Kendrick, sino que se convierte en todo un himno dedicado al futuro de los afroamericanos, llegando a ser cantado en manifestaciones y protestas raciales. Sin embargo, hay un detalle muy interesante: parte de los versos que Kendrick puso en boca del Tío Sam en ‘‘Wesley’s Theory’’ serán repetidos por Lucy (personaje que, posteriormente descrubriremos, simboliza a Lucifer) en ”Alright”, dejando entrever que son personajes muy similares. De alguna manera, aquí se produce el punto de inflexión que dará lugar a la segunda parte de ”To Pimp a Butterfly”. Por el momento, sabemos que el sueño americano tiene mucho de pesadilla. Y Kendrick Lamar decidió despertar.