Noah & Adidas Originals se unen a favor de los océanos

79
Streetwear /
Escrito por Daniel Pedroso

Con el motivo principal de dar voz a la lucha en favor de la salvación de los océanos y la eliminación de las grandes cantidades vertidas de residuos en ellos, adidas Originals y Noah presentan una pequeña cápsula donde el mensaje se eleva a todo el mundo y nos recuerda que esto nos afecta a todos. Un lanzamiento que se centra en la reedición de dos modelos clásicos de adidas como son las SL 72 y las SL 20. Siluetas enfocadas al running que verán renovados sus tejidos, colores y materiales, esta vez de carácter puramente sostenibles.

Tanto la marca neoyorquina referente en el streetwear como la factoría alemana siempre han predicado con el ejemplo de impulsar el comercio justo, la moda sostenible y el uso de materiales reciclados en sus productos. Esta vez han dado un paso más contando con Parley For The Oceans, encargados de presentar un nuevo tejido denominado Prime Blue, hecho a base de deshechos obtenidos de los fondos de los océanos. Las dos zapatillas, tanto las SL 72 como las SL 20, unas con colores más neutros y oscuros para los que no se decantan por lo llamativo y otras donde el mar se combina en diferentes tonos de azules, poseerán dicho tejido que, aparte de ser de origen ecológico está diseñado para el alto rendimiento en la carrera.

La colección incluirá también una serie de apparel en conjunción a las zapatillas reversionadas. Azules brillantes y verdosos llamando a las profundas aguas del océano se unen a gamas blancas, grises y patrones de rayas en un drop donde el dibujo de una concha marina blanca se convertirá en principal símbolo de la línea.

Camisetas, camisas, gorras, un bañador y diferentes pares de calcetines serán las elecciones principales donde podamos ver la unión de Noah y Adidas sellada, una asociación que podremos adquirir a partir del 27 de agosto en adidas.com

Daniel Pedroso
Sobre el Autor / Daniel Pedroso

I don’t quite know what I am yet. I’ve tried flipping coins, listening exclusively to french crooners, I’ve even had a brief hat phase, but nothing stuck.