Llegan a Twitch los strikes por copyright

Se acaba un ciclo. Tras alcanzar cifras de récord durante la cuarentena, situándose como la plataforma destinada a arrebatar a YouTube la corona, parece ser que muchos tendrán que replantearse sus retransmisiones de ahora en adelante. ¿La razón? Desde hace unas horas, son muchos los usuarios que se han manifestado en redes sociales publicando mensajes acerca de las reclamaciones de derechos de autor que están llegándoles al correo electrónico por parte de Twitch. De esta forma, la que era la mayor ventaja de la web de streaming frente a la competencia se tambalea por completo, pudiendo derivar en una ola de eliminación de vídeos y canales muy polémica.

En estos últimos meses, Twitch se convirtió en el lugar perfecto para DJs y productores musicales, encontrando un sitio perfecto para transmitir sus sesiones sin riesgo de ser baneados, así como para gamers y vloggers, los que jugaban a juegos o charlaban mientras sonaba de fondo sus canciones favoritas. Las normas referentes al copyright en Twitch no acaban de ser añadidas a la compañía, pero lo que sí se han encontrado los usuarios de un día para otro han sido las notificaciones que les avisan de haber violado las reglas de derechos de autor no solo en vídeos recientes. Los avisos están llegando de contenido realizado desde 2017, obligando a los streamers a enfrentarse a la decisión de borrar sus anteriores vídeos a fin de mantener a salvo su canal.

Desde Twitch, han informado en Twitter que esta medida ha sido tomada debido a los numerosos avisos de la DMC contra clips subidos a la plataforma. Han mostrado empatía por todos aquellos usuarios que se han encontrado con este problema sin esperarlo, al mismo tiempo que han aconsejado la eliminación de este contenido. Para aquellos que tengan un gran número de vídeos, como es el caso de @fuslie, con más de 100.000, Twitch ha compartido que están trabajando en medidas para facilitar esta identificación y borrado masivo.

El streamer @jakenbake, también afectado por esta acción, ha expresado su malestar por la situación, al mismo tiempo que proponía una idea muy interesante para solucionar el problema. Lo que el estadounidense ha comentado es la posibilidad de integrar Amazon Music en los directos, reproduciendo así música de forma legal sin recurrir a ninguna infracción de copyright.