Frankie Collective: cómo llevar la moda vintage a otro nivel

157
Streetwear /
Escrito por Sagrario de Manueles

En un mundo en el que impera el modelo fast fashion parecía que el consumo masivo a bajo coste se había apoderado de la industria. Pero nada más lejos de la realidad. Cada vez son más las personas que apuestan por la moda vintage. Y es que no todo lo pasado es inútil, si no más bien de mayor valor. Por lo menos así es para ​Sara Gourlay, directora creativa de ​Frankie Collective​, que le da una segunda vida a piezas de grandes marcas -desde Burberry hasta Adidas-, y las dota de un valor añadido para que luzcan tan actuales como si de una colección reciente se tratase. Esta chica de Vancouver creó su propia marca de ropa y le dio una vuelta de 180 grados a todo lo que habías podido ver en el universo de la ropa vintage.

Frankie Collective se dedica a reelaborar productos que ya existen, incluso en exceso, para darles una segunda vida. Las prendas que de algún modo terminarían olvidadas y sin uso, se rescatan para elaborar piezas únicas on point. Y no es tarea fácil. Cambiar las reglas del juego no es ni sencillo ni barato, encontrando cada vez más marcas que se unen a la moda sostenible. En muchos casos son compañías de menor tamaño las que compiten en un mercado cuyas expectativas son grandes, pero Frankie Collective se ha posicionado rápidamente como el ejemplo a seguir en recrear el streetwear. Así, los diseños de Gourley se han ganado el respeto de nombres importantes en la industria como Bella Hadid o Aleali May.

Fotografía: Frankie Collective

Frankie Collective es la compañía hermana de ​F As In Frank, iniciada por ​Drew y Jesse Heifetz​. Estos dos veteranos, han suministrado a marcas como ​Supreme piezas vintage para inspiración de distintos diseños. F As In Frank se especializó principalmente en ropa de hombre, por lo que nació Frankie Collective para especializarse en ropa de mujer y así poder crear en ambas líneas de acción. Sara Gourley se ha centrado en diseñar streetwear para el público femenino. Desde agosto, además de la tienda online que llevan desde hace años, también se puede comprar en su tienda física, situada en Vancouver y con perfil en Instagram propio.

Desde el último lanzamiento de rework ​Supreme​, la marca canadiense no ha parado de sumar fanáticos. Los rework cargo pants de Adidas que sacaron no hace mucho fueron sold out, suerte para algunos que los volvieran a sacar en nuevos colores. Una marca que a pesar de etiquetarse de vintage está al quite de las tendencias e, incluso, puede permitirse reinventarlas. La firma lanzó este verano unos minibolsos que no se llevan atados en la cintura, sino en los brazos y en los tobillos, y en los que por lo menos caben tarjetas de crédito o dinero, no como en “El chiquito” de Jacquemus. El feedback con estos items fue increíble. Se trata de piezas tan únicas que probablemente sea algo que nadie tenía en su armario hasta que Sara Gourley apareciera en el juego.

Lo bueno de adquirir cualquier producto de Frankie Collective es precisamente esto, que al final cada prenda es única. Trabajar con creaciones que no van a volver a existir supone un mayor desafío que la producción de prendas nuevas. La manipulación de la tela tiene que hacerse pieza a pieza, en busca de un mejor aprovechamiento de la prenda para, posteriormente, poder sacarle el máximo partido posible al producto.

Fotografía: Frankie Collective

Frankie Collective ha estado reciclando ropa para su reelaboración durante cinco años. Al reutilizar piezas vintage, además de diferenciarse de todo lo que hay en la industria streetwear, reducen la huella de carbono. Y, aunque las prendas no cuesten lo que te cuesta un pantalón de Zara, te llevas a casa una creación que solo tú vas a tener en todo el mundo. Así que además de apoyar la moda sostenible, puedes ser el más kie de tu barrio. Suena bien.

Y teniendo en cuenta que no ha habido un mejor momento para reivindicar esta concienciación, es el timing perfecto para dar con marcas como Frankie Collective, que defienden la creación de prendas originales reutilizando material textil y así experimentar y reinventar el imaginario de la moda vintage.

Sagrario de Manueles
Sobre el Autor / Sagrario de Manueles

La esencia fina viene en frasco pequeño, también el veneno. Escribo sobre moda para acercarme. No puedo permitirme ropa cara pero bah, en esta vida la actitud es lo importante.