Muchos se preguntan si 80 euros es un precio justo para un videojuego.

La operación se ha cifrado en unos astronómicos 7.500 millones de dólares.

Xbox Series X es cuatro veces más pontente que Xbox One.