Evento generacional que pone punto y aparte a una era cinematográfica.