Las dos marcas juegan con aquellas lineas en las que se sienten más cómodas.

Tommy Hilfiger debe cuidar en todo momento las influencias tomadas de los años 90, década en la que se encargó de vestir a todos