Cine de espías entre saltos temporales, presentes en pasado y futuros apocalípticos.  

Así suena la participación de La Flame en la nueva película de Christopher Nolan.