21 lleva el Grammy de vuelta a su barrio de Atlanta.

Punto y final a una espera que parecía interminable.