La irrupción de Juicy Bae supone el levantamiento de una brisa fresca que airea nuestro paisaje sonoro.