El single ya supera en Spotify los 15 millones de streams.

Katt Williams corre a cargo de la intro.