“La pesadilla nigeriana” tiene todo lo que se le puede pedir a un campeón en la división Welter.