Su nueva unión con Bad Bunny era una de las más esperadas.