El proyecto cuenta con su propia firma en la dirección, producción y creación de las letras.

Nos hemos vuelto demasiado vagos como para aprender a usar la magia.