E-Sports en España, cada vez más

El mundo de los videojuegos no para de crecer. Cada vez hay más proyectos que cuentan con mayor presupuesto que la mayoría de películas de Hollywood. Las superproducciones aumentan y la facturación generada por el medio se cuenta ya en cifras desorbitadas.

Sin embargo, los videojuegos han dado otro salto dimensional con la entrada de los e-sports en escena. Estos, los deportes electrónicos, consisten en la competición entre jugadores profesionales en distintos videojuegos multijugador. Desde simuladores de fútbol hasta juegos de móvil.

Los e-sports amplían continuamente sus horizontes

Cada vez se llenan más recintos, cada vez están tienen mayor importancia en las ferias y cada vez facturan mucho más dinero. Varios son los “youtubers” e “influencers” que están haciendo crecer esta disciplina en nuestro país, así como equipos de fútbol y grandes compañías, planteándose estas una inversión cuantiosa en la creación de franquicias deportivas. ¿La consecuencia? Fácil, mayor visibilidad para un sector en pleno auge.

Y es que equipos consagrados como el Baskonia, Sevilla, Levante o Valencia ya están participando en competiciones profesionales y, cuentan como este último, con varios equipos en activo. Clubes como el Real Madrid o Barcelona, se plantean también la creación de sus propios equipos. El equipo blanco incluso tiene en mente la creación de un sala de e-sports en su estadio con un aforo de hasta 2.500 personas.

Estrellas de internet como Guillermo Díaz Ibañez “Willyrex” y Samuel de Luque Batuecas, alias “Vegetta777”, han mostrado interés en los e-sports, siendo actualmente dueños de Mad Lions. Por otro lado, los youtubers David Cánovas, “TheGrefg”, y “Goorgo”, acaban de cerrar un acuerdo con Adidas para que la marca deportiva sea el principal patrocinador de su equipo Team Heretics. Mientras el acuerdo con la marca alemana se cerraba, también lo hacía el fichaje del jugador de fútbol Sergio Reguilón como principal accionista del equipo.

Pero nuestra participación no se queda solo en la península, según la revista Forbes, el equipo G2 e-sport de Carlos Rodríguez, más conocido como «Ocelote», estima su valor en los 105 millones de dólares.

La Liga de Videojuegos Profesional (LVP) ha aumentado en casi un 50% la audiencia de 2017 a 2018. Marcas como Movistar, Asus u Orange, (esta última da nombre a la competición más importante a nivel nacional, la Superliga) están apostando directamente por un sector que estima un crecimiento del 8% en publicidad para el año 2020, cifrando en 175 millones la inversión publicitaria total.

No hay ninguna duda de cada vez esta nueva forma de entender los videojuegos y competir crece más rápido. Los e-sports han llegado para quedarse.