Decálogo de éxitos y despropósitos de la última década

442
Lifestyle /
Escrito por Daniel Pedroso

Son varias las causas que me llevan a adentrarme en la temática de este artículo sin ningún tipo de necesidad, pero por justicia propia o por quitarme esta sensación que me viene dada de falsa morriña cada vez que se acaba un ciclo, ahora todo se me hace más relevante. Quizá sea por mí, o por todos aquellos que sufren ese TOC no diagnosticado asociado a los círculos que no acaban de ser perfectos o las líneas rectas sin final, un nervio que potencia nuestra constante asimetría temporal. O bien será que acabo de degustar el ultimo vídeo de Venga Monjas donde se ve el reflejo de lo que fuimos y se transluce lo que probablemente nos toque aguantar en la próxima etapa. Me valdrían todas esas excusas perfectamente para volver a rememorar esta era enmarcada por el peyorativo término, manido y repetido hasta la saciedad; como es el de millenial.

Este será el apelativo que rememoraremos cuando la memoria empiece a jugárnosla y se nos haga bola recordar la gran ristra de infundías y éxitos que hemos vivido. Y aunque suene a discurso de gala enlatada, esta ha sido una década de tendencias y movimientos tendenciosos, de influencias e influencers o de nuevos formatos y nuevas formas, ya sea de comer o de ligar.

Con una abrumadora cantidad de demostraciones y retos que nos ponían en evidencia en la lucha contra nosotros mismos frente a la absurdez, vimos como perdíamos muchos de los challenges que se hicieron virales. ¿Cuántas botellas de plástico de las que cayeron de pie habrán acabado en el contenedor amarillo? Es el único reto que propone Greta Thunberg para la nueva década. Una era rotulada por títulos incendiarios y explosivas ciclogénesis donde tuvimos nuestro Chernóbil en Fukushima, nuevas modas, culturas y movimientos sociales. Hasta terrestres, como en Haití o en Lorca. Subimos, retransmitimos y saltamos desde la puta estratosfera con Felix Baumgartner dando el salto más alto de la historia y vimos como la selección de España ganaba un mundial. Tampoco se le puede pedir más a una década que tienen la tarea pendiente aún de definirse. No tuvimos coches volando, ni las ciudades han ganado mucho más en altura de lo que nos prometieron, pero sin esperar mucho sobre los inventos y/o creaciones que de repente iban apareciendo hemos puesto en valor a todos ellos en esta lista, aquí va la nuestra:

El trap

¿Esto es rap o esto es trap? Quizá sea la coletilla más usada en el panorama musical acontecido en estos diez años, y casi nos quedamos cortos al ver que aún a día de hoy cualquier formato que juguetea con el ambiente urbano o mete efectos glitch en su cabecera promocional acaba por formular esta pregunta grimosa, aunque sea de soslayo. El trap ha sido el molde perfecto para etiquetar músicas urbanas de todo tipo de estilo que han aflorado y se han mezclado sin preguntarse, empezando por el redescubrimiento del Autotune o el boom latino que abandera la música global actual. Este etiquetado que envasa y plastifica rápidamente un producto tan nuevo que a veces se pierde en su entendimiento se necesita fresco para ser rápidamente comercializado, porque el trap se ha convertido en el nuevo pop de la industria musical, y aunque nadie esté muy cómodo con el término o se le intente cambiar, así se quedará.

Instagram

Siendo la app más utilizada del planeta actualmente es lo más probable que si estás leyendo el articulo hayas venido de allí, de ese lugar llamado Instagram. La oralidad ha dejado paso a lo visual y la instantaneidad haciendo de esta red social la principal forma de expresión, entretenimiento y consumismo. Comprada en 2012 por Facebook, Instagram se prometía al mundo como un escaparate nacido por y para la fotografía, y aunque suene irónico ahora esa galería, a veces de arte y a veces de los horrores, se ha convertido en el lugar predilecto donde poder vomitar lo mejor de nosotros. Y aunque cuente con un ínfimo número de detractores, terraplanistas y ermitaños que dan la espalda a la aplicación pero que en secreto acaban instalándosela los domingos, es el sitio en el que hay que estar. Tiene su parte creepy y voyeur, al igual que lo tuvo Habbo Hotel,  pero ahora mismo si quieres existir, tiene que ser en Instagram.

Fotografía: Mixtape, Playz

Sudán del Sur

Aunque el mapamundi ya no da mucho más de si siempre hay tiempo para trazar, aunque sea a lápiz, nuevas líneas de puntos que formen fronteras. Miles de mapas de carreteras, ya obsoletos y olvidados en la guantera, se renuevan al incluir en su índice al nuevo país de la década: Sudán del Sur. A pesar de que se le estime una esperanza de vida corta debido a su fragilidad como estado soberano tenemos aún margen para aprendérnoslo, porque ni con un mapa político delante, lleno de colores, nombres de capitales y orografía sabríamos ubicarlo. El joven Sudán del Sur se encuentra al lado de Etiopía y Uganda, su capital es Yuba, y el primer idioma el inglés, su prefijo el +211 y su gentilicio sursudanés. Poco más que añadir sobre el último país creado sobre la faz de la tierra, poco más que decir porque tampoco lo sé.

Off-White

Los estándares de moda y popularidad cambian, eso está más que asumido. Actualmente el lujo se asocia al grado de exclusividad que consigas llevar atado a tus pies. Sin faltar el respeto a ningún purista obsesionado, la unidad de medida viene dada por las zapatillas deportivas que consigas poseer. Y aunque sea todo más que eso, la generación y desate de esta locura colectiva tiene un precursor y causante claro: Off-White. La marca nacida en Milán en 2012 a manos de Virgil Abloh, cabeza creativa también de Louis Vuitton, ha llegado a desbancar a muchas de las marcas referentes asentadas en el lujo imponiendo la asociación de sus telas con el panorama urbano y popular. Siendo la marca más demandada de 2019, sus propios diseños y colaboraciones han entrado en una espiral de hype desmedido sentenciando que todo lo que toca Abloh se convierte en oro, ya sea la brida de plástico o su icónico entrecomillado.

Fotografía: Inter IKEA Systems B.V. 2017

La vagancia a domicilio

No es un neologismo o alguna terminología de expertos que defina los comportamientos socio-económica-demo-gráficos modernos. Tampoco es una invención, ni una creación novedosa. La vagancia ha existido siempre pero no a los niveles ni exponentes que nos definen en la actualidad. Lo que sí es nuevo en esta forma de consumo y enaltecimiento de la comodidad son el despertar de todas estas empresas que prometen hacernos la vida más cómoda desde el sofá, ya se llamen Glovo, Deliveroo, Uber Eats o demás sucedáneos. La tierra prometida viene en bici y la venganza no se sirve fría porque si no el repartidor no cobra saliéndole a devolver. La revolución que ha existido con este tipo de empresas nuevas ha polarizado a la sociedad en dos bandos totalmente opuestos los que están favor del ecologismo de los transportes y los que están a favor de esta nueva forma de esclavitud.

-Ers

Caprichosa es la percepción humana y la evolución de la nomenclatura de los puestos de trabajo. De los dos mil a los dos mil dieces se creó Youtube, una plataforma que rompió con las pasadas formas de comunicar y quebró la cabeza a más de una generación. Emanando de repente una desconocida figura en nuestro reciente imaginario pop como es la de ser youtuber, se creó sobre sus raíces una nueva tipología de dioses de neón: los gamers y los influencers. Del Mamá quiero ser artista, o futbolista en su defecto, la idolatría viró hacía este nuevo maremágnum de iconos que pasaron a ser la primera opción asociada al éxito de la industria. Todo parece subjetivo y normalmente se le suele restar valor, pero al ver la enorme acogida de los últimos eGames, instaurado ya como deporte de nuestro tiempo, se puede testificar que lo virtual ha ganado a lo material, pero a nivel de estadio.

Fotografía: Epic Games

Isis (Estado Islámico)

No todo en esta década ha sido para tirar cohetes. Quizá este no sea el mejor término para dedicar este espacio a uno de los peores acontecimientos que ha vivido nuestra historia reciente. Tanto júbilo technicolor fue emborronado por el surgimiento del Estado Islámico y sus numerosos atentados en núcleos urbanos a lo largo de todo el globo. Desde los más sonados en Paris, Niza, Barcelona, Moscú o Bruselas lo que trajo el ISIS fue una oleada de fragilidad y miedo en la mayoría de las ciudades europeas. Y aunque muerto el perro se acabó la rabia aún hay trazas de aquellas conversaciones de terraza y de barra de bar donde se dejaban llevar por el racismo, supremacismo e islamofobia. Un capítulo en esta década donde por un tiempo el radicalismo se convirtió en portada.

Memes

Son la mayor creación de nuestro tiempo. El referente pictórico para describir la más evolucionada técnica humana en el arte de la comunicación. El meme resume todo y lo crea de la nada siendo la máxima expresión de todo lo que nos representa. Si nos encontráramos perdidos y al borde de nuestra extinción como raza esta sería la mejor forma de negociar con vida extraterrestre. Con un buen surtido de memes de calidad se han llegado a mantener conversaciones más profundas que en muchos de los simposios impartidos en cualquier facultad de filosofía. Porque muchos de ellos, básicos a primera percepción se complican hasta límites desproporcionados, pero que no nos engañen, estos son el ejercicio más complejo y elocuente que un ser vivo ha sido capaz de crear en su historia. Una forma de humor e inteligencia no apta para el entendimiento de todas las mentes.

Meme

Impresoras 3D

Con casi toda seguridad quizá sea este el único invento al que no le prestemos mucha atención a pesar de todo el mérito que se merece. Será debido al bluff que ha llegado a ser. Con estas máquinas esperábamos crear edificios de plástico, ciudades enteras o manos postizas para llegar a los sitios de la espalda donde uno no suele llegar. Quizá la comunidad científica esté menos de acuerdo y celebre su invención al ver que con ellas se han llegado a salvar vidas creando corazones y órganos vitales a partir de tejidos humanos creados por dichas máquinas. Pero que quieres, si nosotros, a nivel usuario, no nos da para hacer mucho más que una caja. Desde aquí una enhorabuena a toda la comunidad sanitaria, a las ingenierías y al comercio en general, ya que sin la creación de estas máquinas no estaría tan en alza la compraventa y no habría tantas ofertas de ellas en Wallapop.

Fleek Mag

Hace cuatro años ya que se creó la mayor página referente en cultura urbana y tendencias a nivel mundial. Dando voz a artistas de todo el mundo, manteniendo informado diariamente al mercado español y latino sobre streetwear, cine y series, gaming, main events…Este es el principal síntoma de quererse mucho a uno mismo y prometerse como uno de los grandes hitos de la década pasada. Pero lo cortés no quita lo valiente y es meritorio salir en al menos una lista que resuman las proezas de esta época, aunque sea la de uno mismo. Siendo justos y honestos es la mejor forma de brindar por el trabajo bien hecho y por lo que queda por llegar.

Always on fleek.

Daniel Pedroso
Sobre el Autor / Daniel Pedroso

I don’t quite know what I am yet. I’ve tried flipping coins, listening exclusively to french crooners, I’ve even had a brief hat phase, but nothing stuck.