Casi la mitad de los peleadores de MMA consumen marihuana

La relación entre la marihuana y el deporte ha sido siempre muy polémica. Su uso es defendido y odiado a partes iguales, haciendo que incluso la Agencia Mundial Antidopaje abriera la puerta en 2008 a la legalidad de ciertas sustancias. Hace doce años, decidió excluir el CBD de la lista de sustancias prohibidas, permitiendo su consumo entre atletas de élite.

En las últimas horas, desde el medio especializado The Athletic han hecho públicos los resultados de una encuesta en la que han participado 170 peleadores profesionales de MMA, los cuales tenían que responder preguntas relacionadas con el uso de cannabidiol y marihuana. Tanto una como la otra están prohibidas por la WADA y USADA, pero únicamente durante el periodo de combate, es decir, desde el día del pesaje hasta que el deportista sale del octógona tras concluir la contienda. Por ello a Nate Díaz, que nunca ha ocultado su consumo, se le pudo ver vapear CBD en la rueda de prensa posterior a su pelea con Conor McGregor.

A través de este estudio, se ha conocido que el 45,9% de los peleadores consumen actualmente marihuana, así como CBD, en esta ocasión el 76,5% de los mismos. El límite permitido de THC es de 150ng/mL, medida que ha cambiado significativamente gracias a las modificaciones del gobierno en políticas sobre consumo de marihuana, ya que antes del 2013 el máximo era hasta diez veces menor.

Jeff Novitzky, Vicepresidente de Salud y Desempeño del Atleta de UFC, ha opinado al respecto de la situación: no hay ningún deporte en el planeta, en mi experiencia y opinión, que produzca tanta ansiedad como las MMA y UFC. Saber que en algunas semanas vas a pelear contra uno de los peleadores más habilidosos del planeta, y que incluso aunque te vaya bien, probablemente te harán daño, eso produce ansiedad. Prácticamente todos tienen ansiedad antes de una pelea. Eso provoca que no puedan entrenar a su máximo, o que no puedan dormir. Muchos peleadores usan marihuana por esa razón”.