Capo Plaza, un joven fuera de clase

940
Música /
Escrito por Julia Álvarez

Dicen por ahí que la perseverancia es una parte importante del éxito, que si uno logra tocar una puerta el tiempo suficiente y con la fuerza necesaria al final es capaz de despertar a alguien que le abra dicha puerta. Sin embargo últimamente las tornas han cambiado. Desde hace tiempo la perseverancia, que antes era cuestión de años de lucha, ahora es cuestión de poco tiempo. De ahí que últimamente sea común ver como el talento viene de la mano de artistas como Capo Plaza. A sus 21 años este joven originario de Salerno ha logrado romper fronteras y convertirse en todo un referente de la música urbana italiana tanto dentro como fuera de su país. Su primer disco, ’20’, fue publicado en 2018 y ha alcanzado ya el triple platino. Un éxito prematuro que, gracias a una cabeza bien amueblada, no ha conseguido que Luca cambie. El lema ‘No cambiaré” lo lleva grabado a fuego para no olvidar quien es, de donde viene, qué es lo verdaderamente importante en su vida. “Lo de no voy a cambiar es algo abstracto. Yo evoluciono, cambio, sobre todo en estos tiempos. Cuando hablo de ‘non cambierò mai’ hablo de tener unos ideales, unos afectos. Valores imprescindibles como la familia, los amigos. De estas cosas es de las que no me despego nunca. Son las cosas que se tienen que quedar siempre en mi vida. Cuando estoy en Milán o en Salerno siempre bajo al bar, estoy con los amigos. En estas cosas se ve que para mí es un valor muy fuerte”.

Fotografía: @souloneryounger

La de Capo Plaza, como la de otros muchos artistas que han alcanzado la fama siendo muy jóvenes, es la historia de una juventud acelerada, algo que según nos cuenta el italiano le ha robado muchas de las experiencias que vive habitualmente cualquier joven de su edad. Sin embargo el hecho de haber alcanzado éxito, fama y dinero de manera temprana no ha conseguido arrebatar a Luca la capacidad de seguir valorando y aprendiendo de su entorno. “Soy un chico joven que no ha tenido la experiencia de cualquier chico de mi edad porque en cierto modo he sido capturado en mi adolescencia. Las emociones de esta manera son mucho más fuertes, mucho más importantes. Empecé joven, he salido muy joven y eso me quitó un poco la inocencia de la juventud, de hacer los deportes con los amigos y cosas que igual personas que no han tenido este éxito pueden tener. Como Luca y como músico tengo mucho que aprender porque soy muy joven, y claramente a nivel musical tengo mucha experiencia y al igual que puedo enseñar también puedo seguir aprendiendo”.

Empecé joven y eso me quitó un poco la inocencia de la juventud, de hacer cosas que igual personas que no han tenido este éxito pueden tener

Pese al descaro que muestra en sus vídeos y en sus temas Capo Plaza es, según él mismo reconoce, “una persona bastante tímida. Y es impactante que una persona con éxito pueda tener esta tranquilidad mental que le hace vivir en su mundo, que le de un poco igual lo que hay a su alrededor. Una parte importante para mí es mantener siempre la tranquilidad y la calma”.

 

AL FRENTE DE UNA CRECIENTE ESCENA ITALIANA QUE OFRECE POCAS OPORTUNIDADES A LOS JÓVENES

Pese a que históricamente la escena urbana italiana ha estado siempre un poco a la sombra, desde hace un par de años las tornas han cambiado. Los jóvenes italianos han tomado las riendas de un país que no solo ha visto multiplicado el número de artistas que tiene sino la cantidad de músicos que han logrado romper fronteras y convertirse en referentes de la música urbana fuera de su tierra. “La escena italiana la veo en continuo crecimiento. Se está expandiendo no solo aquí a España sino a otras ciudades europeas. He hecho una tourné europea y he visto que es una cosa que va creciendo conforme los artistas van creciendo. Yo estoy creciendo mucho en el mercado europeo y esto me ayuda no solo a mí como artista sino directamente a todo el panorama italiano”.

Un paso de gigante que han dado sin prácticamente ayuda de ningún tipo. Capo Plaza se queja de las pocas oportunidades que ofrece su país a unos jóvenes a los que, según él mismo dice, se les ve como una amenaza en lugar de un activo más al que tener en cuenta. “Es un problema que no se queda solo en el mundo de la música, es en todo, en las gestiones, la administración, en todos los campos de trabajo en Italia, tal y como ocurre en el sur de Europa. Se ve al joven como si el joven pudiera quitar algo al viejo, algo que tuviera ahí asegurado. Hay miedo al cambio. Yo nací en una ciudad y estoy viviendo en otra diferente. Es así porque en mi ciudad no podía hacer lo que quería. A mi ciudad la quiero mucho pero había muchos obstáculos allí, como el miedo a cambiar. Allí hace 5 o 6 años si escuchabas rap o música urbana estabas etiquetado como marginado, porque para ellos eran más importantes otros tipos de música. Pero al final el acierto está en arriesgar y obtener resultados. Y ahí también tienen un papel importante los jóvenes

Recurrente en las letras de Capo Plaza es la palabra dinero, ese todopoderoso ‘soldi’ que según Luca tan importante es en la vida. “Es importantísimo, bastante importante. Aunque a veces pienso que habría estado mejor si no hubiera tenido esta fama, todo este dinero. Habría sido todo muy diferente sobre todo porque soy joven. Aún así lo verdaderamente importante al final es conservar mis valores”.

Se ve al joven como si el joven pudiera quitar algo al viejo, algo que tuviera ahí asegurado. Hay miedo al cambio

En el panorama actual el artista ha tomado un rol en el que la faceta de músico convive en muchas ocasiones con la de modelo, en esa especie de dictadura de la moda que impera en el ámbito de la música urbana. A pesar de la cantidad de veces que Capo Plaza menciona a diferentes marcas en sus canciones para el artista tener una buena relación con la moda no es más que un complemento al que dar una importancia relativa. “No lo veo como algo necesario, si no tienes talento no lo tienes te pongas un esmoquin, un vestido o cualquier otra cosa. Pero es algo que da un impacto visual claramente, al final es como algo que te gusta ver, con lo que te sientes mejor en el momento de salir. No es solo el hecho de vestir, ponerte algo encima, sino tener un estilo”.

 

DE SU PASIÓN POR ESPAÑA AL ANUNCIO DE NUEVO DISCO

El fin de semana pasado Capo Plaza pisaba por primera vez un escenario español para poner música a un nuevo tipo de fiesta que viene dispuesto a revolucionar las noches madrileñas. Pese a que era su primera actuación en el país, no ha sido sin embargo el primer contacto personal del artista con este. “Desde pequeño he cultivado pasión por España. Mi hermana estuvo aquí trabajando y vine muchas veces, es un país que me trae muchos recuerdos. Además desde Barcelona y Madrid me escribía mucha gente para decirme que me llevaban esperando mucho tiempo. Estoy muy contento de estar aquí porque hay buen ambiente y hay mucho por descubrir”. De momento los nombres que conoce Luca del panorama español son los de Kaydy Cain, Khaled, Yung Beef y Fernando Costa. De Yung Beef elogia lo real que es haciendo lo suyo, mientras que a Fernando Costa, al que conoció en Barcelona y con el que mantiene una buena relación, le ofrece todos sus respetos como buen amigo suyo que es. Pese a que son pocos los nombres que menciona, Capo Plaza asegura estar “abierto a una colaboración. Ahora que he venido a España espero conocer mucho más. Estoy en continua evolución”.

En terreno de colaboraciones Capo Plaza apoya al talento consolidado y a aquel que se está gestando. De las colabos el italiano asegura que lo más importante es “el hecho de aprender el uno del otro, seguramente. Pero también fusionar dos ideas hacia un único sentido y crear un concepto. De allí pueden salir dos ideas diferentes o dos iguales pero que crean juntas algo en común. Las colaboraciones con artistas internacionales te llevan a crecer más. Yo he tenido colaboraciones con varios artistas internacionales, sobre todo con artistas franceses. Nosotros decimos que la música urbana francesa, como la alemana, es la que tiene un poco más de impacto. Yo soy súper seguido en Francia, aquí en España también, pero aquí no tengo colaboraciones. Poco a poco me estoy abriendo un poco al mercado”.

Romántico, según el mismo apostilla solo cuando se trata de asuntos musicales, la concepción más comercial de la música es algo que no le motiva a la hora de trabajar con otros artistas. “Quiero hacer cosas con las personas a las que musicalmente siempre he admirado pero no de cualquier forma. Quiero llegar desde un respeto, con las dos personas conociéndose y a partir de ahí ir desarrollando ideas. Es como crear una amistad y desde allí desarrollar los temas. No es el rollo de yo te mando un tema aquí, o te pago para esto. Conocer a la persona, tener una charla, y que haya respeto recíproco”.

A Capo Plaza le gusta arriesgar y mantenerse vivo en el mundo de la música, motivo por el que lanza el preaviso de que en 2020 llegarán muchas noticias de su parte. Y entre tantas promesas, “una exclusiva, el año que viene sale el disco nuevo”.

A sabiendas de que la confianza no se pide sino que se gana, y que él en ese terreno anda subido desde hace tiempo en el podio, estamos seguros de que 2020 será el año de la consagración de Capo Plaza. Un artista que empezó piano piano y al que el talento le ha hecho crecer a la velocidad de un Tesla. El tiempo dirá si muere leyenda como Jackson.

Avatar
Sobre el Autor / Julia Álvarez

Periodista. Un alma hecha de historias. La música me ayuda a ponerles banda sonora.