Home»OPINION»ARTÍCULOS»Ellegas: “No puede ser que en una canción se le de todo el crédito al artista”

Ellegas: “No puede ser que en una canción se le de todo el crédito al artista”

0
Shares
Pinterest Google+

Que en los últimos tiempos Canarias ha puesto su nombre bien alto en terreno musical no es ningún secreto. Son numerosos los artistas que han ido despuntando haciendo de las islas un lugar de referencia. Y dentro de esos nombres es imposible olvidarnos de BNMP, cuatro artistas llenos de talento que pusieron punto y final a su andadura en conjunto hace poco más de un año. Los niños crecieron, siguieron cada uno su camino, y hoy nos cruzamos en el de Ellegas para hablar con él de ‘Drugs Are Bad But I´m Worse’, un primer disco en solitario que el público de Glen ha recibido con los brazos abiertos. “No me esperaba tanta acogida por parte de la gente, sobre todo después de haber estado prácticamente inactivo el año pasado, que saqué nada más que unas cuantas colaboraciones con otra gente. Este año quise volver y retomé con un EP de 6 canciones en Febrero y ahora mi primer trabajo grande”.

Fotografía: @Follyivan

La música llegó a su vida de la mano de su padre, también músico, y pese a que el R&B y el rap han formado parte de su historia musical este último tiempo, los primeros coqueteos de Ellegas con el mundo de la música fueron con géneros muy distintos. “Yo con 14 años estaba tocando hardcore, música de peludos, con gritos. Imagino que el hecho de interesarme más por el rap tuvo mucho que ver el paso de los años, el cambio generacional. Cambié de instituto, me empecé a relacionar con otra gente e indirectamente te llegan otros géneros de música. En esa época estaba empezando a pegar fuerte YouTube y lo escuchaba por ahí, de una forma u otra me empezó a gustar sobre todo el R&B y de ahí ya evolucioné y empecé a escuchar un poco más de rap, más bien rap entonado”.

Influencias musicales que a Canarias llegaban sobre todo de Latinoamérica. “Aquí no se escuchaba tanto a Nach como en la península, al menos mi generación y yo. Escuchábamos más a Tego, Don Omar, Arcangel, ese tipo de música y de artistas. En Canarias tenemos más influencia de rap en cuanto a Latinoamérica que en cuanto a España“. Rap latinoamericano y como no podía ser de otro modo americano.”Mi madre es inglesa, yo soy bilingüe y tengo facilidad para entender inglés, eso me permitía escuchar las canciones en ese idioma, entender la letra, y eso hizo que de una manera u otra me acabara gustando. Aunque a mi me sigue gustando a día de hoy la música de peludos, prefiero trabajar haciendo música urbana”.

 

UN TÍO SIMPÁTICO, EMPEÑADO EN APROVECHAR EL MOMENTO Y DAR LA CARA EN LA VIDA

Ellegas se considera un tío simpático, buena gente, una persona que peca de generosa en muchas ocasiones. Reacio a hablar con la gente de sus problemas confiesa que cuando le pasa algo malo intenta ocultarlo, arreglarlo por su cuenta, y que solo cuando ve que no puede solucionarlo por sí mismo es cuando comienza a buscar ayuda externa.

Maniático en numerosos aspectos Ellegas confiesa tener un toc con muchas cosas. “Si en la mesa de mi casa tengo un tenedor y una cuchara tienen que estar rectos, perfectamente alineados con la línea de la mesa”. Unas manías que se plasman también en su música. “Nosotros tenemos una coña que suena un poco mal y es que somos unos nazis en la música, somos unos extremistas. Si una toma de voz está tomada un milímetro a la izquierda de lo que debería estar, aunque un oyente normal no lo notara, nosotros tenemos que cambiarlo. Aunque sea un milímetro. Nos viciamos a escuchar el rollo, buscamos lo mejor que pueda tener cada canción y de ahí ya se lo entregamos al público. Tenemos que ser perfeccionistas siempre si queremos mejorar el producto. Si quieres marcar tendencia tu música no puede sonar a mierda. Yo me quedo contento sabiendo que los frikis de la música aprecian esos pequeños detalles“.

Pese al título del disco y a la gran cantidad de veces que Ellegas hace referencia en sus letras a todo lo malo que le rodea, Glen afirma que su fase de rebelde por defecto ya pasó, aunque se siga considerando un tipo bastante ’loquillo’. “Antes era muy rebelde, con 21 o 22 era más zorrillo. Ahora estoy más controlado, me tienen cogido con correa. Estos últimos dos años he notado que he crecido. El ir de gira, la convivencia, tener que ser profesionales… Lo he notado un montón y eso ha ayudado bastante a amoldar lo que soy ahora, soy bastante más responsable, cuido mis horarios, cuido mis pintas un poco más que antes”.

“Tenemos que ser perfeccionistas siempre si queremos mejorar el producto. Si quieres marcar tendencia tu música no puede sonar a mierda”

Dentro del disco hay temas que destacan por la frescura musical que transmiten, entre ellos ’Doy la cara’ un título que según Ellegas deberíamos adoptar todos como norma básica de vida. “Todos deberíamos ir dando la cara en la vida. Lo puedes aplicar a muchísimos tipos de situaciones. Cuando estás con un grupo de amigos y alguien dice un comentario machista alguien tiene que dar la cara y decirle ’no digas eso, eres un gilipollas’. Y como esa muchas situaciones más. No hay que esconder lo que sientes, lo que piensas. Las personas nos entendemos hablando. El gran problema que tiene la gente es que no se comunica, por eso hay que dar un poquito más la cara. Tampoco mucho, no hay que ir de máquina por ahí. Pero si es lo que sientes dile a la persona a la que quieres que la quieres, dile a tus amigos que los quieres. Da la cara. Me parece de cobardes no ser capaz de hacer esas cosas, no demostrar lo que sientes. Puedo comprender que cueste, pero somos humanos y todo el mundo te va a entender al final”.

Fotografía: @Follyivan

A esa necesidad de expresarse se suma para Ellegas la de aprovechar el momento. Consciente de que estamos en la vida de paso, y el paseo puede ser corto, el artista invita a todos a no desaprovechar ni un minuto de nuestra existencia. “La vida es muy corta para trabarte, para amargarte por tonterías. Tenemos que relacionarnos, apoyarnos, aprovechar el momento. Nos vamos a morir en algún momento. No sabes ni siquiera cuando te vas a morir. A lo mejor te mueres un día que estás súper triste y estás enfadado por cualquier gilipollez. Eso no renta. Yo me quiero ir de este mundo feliz. Que la gente sea feliz, que aproveche el tiempo, que quieran a su familia, a sus amigos, que se apoyen, que crezcan”.

Y si de crecer se trata un elemento que precisamente ha visto a Ellegas ir sumando días a su vida ha sido la calle, con la que desde pequeño ha tenido una curiosa relación de amor/odio. “La calle es donde se han criado casi todos mis grupos de colegas en Tenerife, tanto vendiendo droga como buscándose la vida en trabajos de mierda. Tiene su lado feo, no todo el mundo tira hacia adelante en la calle aunque se ayuden entre todos. Pero a la vez tienes el amor ese de haberte criado ahí, es mi gente, no me quiero separar de ella. Yo sigo quedando con la misma gente que cuando tenía quince años, son mi familia prácticamente”.

“Nos vamos a morir en algún momento. No sabes ni siquiera cuando te vas a morir. A lo mejor te mueres un día que estás súper triste y estás enfadado por cualquier gilipollez. Eso no renta. Yo me quiero ir de este mundo feliz”

Echando una escucha global a ‘Drugs Are Bad But I´m Worse’ uno puede quedarse con la sensación de que Glen tiene cierta obsesión con el tema del dinero, una percepción que el artista desmiente. “No estoy obsesionado con el dinero, pero el dinero es todo. Todo se mueve por dinero, por lo que yo quiero tener dinero. Yo soy feliz como soy ahora. Apenas tengo dinero para aguantar un mes pero soy bastante feliz, estoy acostumbrado porque llevo toda la vida estando así. Si tuviera dinero te aseguro que seguiría viviendo igual, solo que ayudaría a más gente. El plan si algún día consigo mucho dinero es comprar el colegio en el que estudiaba antes y hacerlo un centro de estudio gratuito para todas las edades, que la gente vaya y haga lo que quiera: cantar, bailar breadkdance, pintar un cuadro… “

Si algo llama la atención del disco no es solo su nombre. La portada es de esas imágenes que no dejan a nadie indiferente. “La portada surgió cinco días antes de sacar el disco. Teníamos varias propuestas. Teníamos pensado hacer una portada con un montón de drogas y un bodegón con una foto mía de pequeño, pero el diseñador probó varias cosas y a la cuarta salió esto. Lo que tengo en la cabeza son bolsas de Mercadona, parece una manta pero no lo es. Es súper improvisada. Hicimos varias pruebas: con los ojos cerrados, sonriendo, ojos abiertos, y al final elegimos esa. A ti te causó grimilla, yo con eso me quedo contento, ya te causé algo“.

 

REIVINDICANDO EL PAPEL DE CANARIAS Y LA FIGURA DE LOS PRODUCTORES

Si hay un lugar al que echar la vista para ver qué se está cociendo dentro de la música urbana es Canarias. Preguntado sobre que artistas considera él que han sido los que han dado ese primer empujón tan necesario para derribar las barreras que tenían en las islas, no titubea. “Va a sonar un poco egocéntrico pero creo que fuimos Broke Niños, Locoplaya y Maikel Delacalle, esos tres colectivos. Fuimos los que dijimos después de años que Canarias estaba ahí, que somos unas islitas, somos poca gente pero damos crema“. Un paso que no fue nada fácil en su momento. Tal y como apuntaban los Broke Niños en su comunicado de separación las adversidades, el aislamiento y la falta de recursos en las islas fueron una barrera constante con la que estar luchando durante años. “Estábamos limitados. No había equipos, gente que trabajara, gente profesional. Tampoco había gente que hiciera del todo lo que te gustaba. Había más gente centrada en hacer otro tipo de música. Pero fue como una semilla que se plantó, funcionó y ahora hay un montón de gente que hace música, cada día descubro uno o dos nuevos y es genial. Ayudó mucho también que el trap se pusiera de moda, a la gente se le abrió la mente que flipas. El haber dado el paso y que funcionara hizo que la gente viera que ellos también pueden hacerlo, eso motiva a la gente, hace que le den ganas de cantar, producir, escribir, tocar la guitarra. Me parece increíble que Canarias esté dando la cara y que a España le llegue“.

“Un artista sin productor es menos de un 50%. Un artista puede escribir mil letras, sacar melodías guapas, pero por lo general necesita tener un buen productor. Te va a ir mejor si tienes al menos una mente más trabajando contigo”

Durante los últimos tiempos Ellegas ha estado a la sombra pero no inactivo. Entre otros muchos proyectos ha sido artífice junto a Choclock de la producción del éxito de Don Patricio y Cruz Cafuné, ‘Contando lunares’. “Estoy muy contento con el éxito que ha tenido ese tema. El haber hecho eso ha hecho que la gente se fije más en nosotros como productores y en Patricio y Cruz Cafuné como artistas”. Un éxito innegable que es para Ellegas difícil de explicar. “No tengo ni idea de donde radica el éxito de ese tema. La instrumental la hicimos Choclock y yo hace dos años cuando fuimos a El Hierro a casa de Patricio a grabar ‘Italianissimo’. Hicimos ese beat en una tarde viendo tutoriales de como hacer acordes de salsa. Le dejamos la base ahí a Patricio y dos años después salió la canción. Yo ni siquiera llegué a escuchar la canción antes de que saliera, cuando salió la escuche en Spotify directamente. Y fue como hostia, está guapa pero para mí tampoco era un hit. El tema pasó rápidamente de tener 3.000 visitas a tener millones, una locura. Choco y yo no nos lo creíamos, era todo surrealista. Está bien lo que ha ocurrido con ‘Contando lunares’, pero eso es solo una canción, yo quiero mil canciones así, que sean triple platino. Eso es lo que quiero hacer yo, hacer canciones a todo el mundo. Escribir, producir… lo que sea”.

El éxito de ‘Contando lunares’ ha dejado patente una vez más que a los productores no se les da aún el crédito que merecen, algo con lo que está completamente de acuerdo Ellegas. “En mi grupo de trabajo sabemos que eso ocurre en España, que prácticamente no se le da crédito a los productores, por eso siempre intentamos que se le de valor a toda la gente implicada en un tema. Aunque solo hayas hecho una frase en un tema vas a salir en escritores y te vas a llevar un porcentaje de la canción. Yo siempre tengo mucho cuidado con eso en canciones mías, siempre reviso que todo esté bien, que salga mi nombre. En España en general el rollo de ser productor siempre se ha visto en un segundo plano aunque poco a poco se le va dando más importancia al nombre del productor, hay varios productores como Skyhook que han puesto ahí su nombre. La gente irá abriendo la mente, dale tiempo, va a acabar habiendo mil productores, acabarán cambiando las cosas.

Precisamente el otro día Dellafuente nos hacía una pregunta a Choclock y a mi. Estábamos trabajando con él aquí en Tenerife y nos preguntó: si tuvieran que elegir entre ser artistas o productores ¿que elegirían?. Y los dos dijimos que ser productores porque al fin y al cabo es el que dirige la canción. Al final un productor es el que está detrás del artista, le dice si una frase es una mierda, que repita subiendo el tono… Un artista sin productor es menos de un 50%. Un artista puede escribir mil letras, sacar melodías guapas, pero por lo general necesita tener un buen productor. Si el propio artista es su productor pues bien, pero te digo desde ya que te va a ir mejor si tienes al menos una mente más trabajando contigo. Es lógica, una instrumental va a estar más guapa si trabajan en ella seis personas que si trabaja una. S/O a todos los productores que luchan la movida y han sido jodidos. Búsquense la vida y que salga su nombre en todos lados. No puede ser que en una canción se le de todo el crédito al artista. Detrás de una canción lo mismo hay 8 letristas y 4 productores”.

Ellegas confirma que últimamente le surgen los planes dos horas antes de hacer el plan. Sin embargo a más largo plazo tiene marcado en el calendario nuevos proyectos entre los que se incluyen varios videoclips de su último trabajo o el nuevo disco de Choclock, al que califica como “una burrada. La gente va a flipar. No se va a esperar ese disco. Yo creo que es de los mejores discos de R&B que se han hecho en España”. Y entre tanto proyecto, alguna iniciativa de la que hemos podido arrebatarle escasos detalles. Hace poco veíamos como Ellegas invitaba a Duki por Twitter a hacerse un remix de alguno de sus temas, algo en lo que continúa trabajando. “Hace dos años Duki twitteó una frase de una canción mía, la de ‘El Puto Glen’. En esa época nadie sabía nada de Duki, no había pegado. A mí me gusta, no todos los temas, algunos no me gustan, pero hay varios que los tengo viciadísimos. Y le puse el tweet a ver si cuadra. Ya que él tuiteó mi tema yo le planteo un remix. Estamos hablando a ver lo que se puede hacer. Tengo la idea pensada pero hasta que no haya algo confirmado no te digo nada”. Nos quedamos con la duda de momento.

De lo que no cabe duda es de que Ellegas seguirá gozándose el paseo por el mundo de la música con ese espíritu incansable que le define. Como él bien dice ojalá la música le siga sonriendo y le de la oportunidad de hacer otros tantos ‘Contando lunares’, y sino tampoco pasa nada, hay triples platinos que no entienden de números y tienen la misma o mayor importancia. De lo que podemos estar seguros es de que haga lo que haga seguiremos viendo su nombre sobre el tablero celebrando cada jugada. Por algo es el puto Glen.

Previous post

Erick Hervé, Yeke Boy & Dj Rosvil - Make it happen

Next post

Future & Lil Keed - Undefeated