Home»OPINION»ARTÍCULOS»Delaossa y Space Hammu: Retransmitiendo desde El Palo con intensidad

Delaossa y Space Hammu: Retransmitiendo desde El Palo con intensidad

1
Shares
Pinterest Google+

Delaossa y Space Hammurabi han despegado definitivamente su nave, y desde el barrio malagueño de El Palo planean cómo asentarse en la parte noble de la escena urbana después de haberse consagrado definitivamente en este 2019. Con la publicación del disco “Un perro andaluz” y su gira por España y Latinoamérica, este colectivo se ha decidido a hacerse un hueco permanente. Después de actuar en Vitoria y Bilbao de manera consecutiva, después de actuar dos días después en Madrid en la segunda edición de la fiesta Grimey x Palestina, y justo antes de actuar en Tenerife el Sábado 18 por la noche, estuvimos hablando un rato con Delaossa sobre cómo ha sido ese proceso de crecimiento que ha sufrido el colectivo musical de El Palo desde sus orígenes, de cómo tienen pensado afrontar los éxitos del presente y sobre cómo van a mantenerse en línea ascendente.

Fotografía: @souloneryounger

La cuestión de la identidad territorial es, desde siempre, un elemento central en los discursos en torno a la cultura hip hop. Y en el caso concreto de tu obra, este aspecto relacionado con la defensa y el enaltecimiento de tu barrio y su cultura está siempre presente. ¿Qué importancia tiene el barrio malagueño de El Palo para entender la música de Space Hammurabi y Delaossa?

Pues cualquiera que haya escuchado un poco nuestra música se habrá dado cuenta de que en casi todas las canciones está muy presente esta cuestión. El Palo es el espacio en donde crecimos como personas y como artistas, y por lo tanto es también el ecosistema responsable de que actualmente seamos lo que somos, tanto en el caso de Delaossa en particular como en el de Space Hammurabi en general. Así que básicamente El Palo es todo para nosotros. Es el barrio en donde nos criamos, en donde todos nos hemos conocido, y en donde hemos mamado de siempre la cultura propia que aquí se respira. Porque esta es una zona marinera, de tradiciones antiguas inspiradas en el culto a la Virgen del Carmen, y es bastante hermética para casi todo lo que viene de fuera. Esta cultura autóctona se está perdiendo poco a poco en Málaga, que cada vez está más industrializada, viene más gente de fuera atraída por el turismo y se están construyendo nuevos espacios y nuevas formas de cultura. Pero aquí en El Palo todavía se conserva esa pureza, y eso es justo lo que tratamos de reflejar en nuestra música.

En la entrevista que Ana Iris Simón te hizo para Vice hace unas semanas hablabais un poco de ese proceso de transformación que está viviendo vuestro barrio, de cómo la pesca, que ha sido el principal motor económico de la zona durante mucho tiempo, está bastante jodida, cada vez más controlada y con menos margen de beneficio para la gente que trabaja en el mar. Y esta situación me parece que está muy presente en uno de vuestros primeros hits, “Amor de tana”, que de algún modo muestra como estos avatares socioeconómicos modifican la forma de supervivencia de las comunidades tradicionales. Si ya no se puede pescar como hacían tus padres y tus abuelos, los jóvenes tienen que buscar otras formas para “ganar la lana”. Por lo tanto, ¿qué significa hoy en día ser un joven que nace, crece y vive en El Palo teniendo en cuenta esta realidad?

Pues es difícil, pero bueno, supongo que las cosas tienen que renovarse y al final a lo que se dedica cada generación es una cosa diferente. Y claro, como la pesca ahora está mucho más restringida por la ley, hay muchas más multas e impedimentos, pues la gente tiene que buscarse la vida de otra manera. Y en El Palo o te dedicas a la hostelería, o te montas un negocio o intentas buscarte la vida como puedas haciendo cualquier otra cosa. Nosotros hemos elegido la música y por suerte la cosa va bien de momento, así que gloria bendita. Pero tú sabes, siempre hay caminos más turbios y menos seguros.

Parece evidente que a través de vuestra música os habéis convertido en uno de los máximos representantes de El Palo al narrar en primera persona la realidad que allí se vive, y como vosotros mismos señaláis en varias ocasiones, “Space Hammurabi son todos los niños del barrio”. ¿Cómo es el feedback con la gente de El Palo? ¿Se sienten muy representados con vuestra música y vuestros relatos?

Pues me alegra mucho que me hagas esta pregunta porque curiosamente hay mogollón de peña que me dice justamente eso, que llevamos a El Palo por bandera en nuestra música, y que incluso antes de hablar de Málaga como referente hablamos del barrio, y la gente se siente muy orgullosa por ello. Y la verdad es que el feedback con la gente cada vez va a más. Los chavales del barrio cada vez nos paran más, están más volcados con el proyecto, nos comentan más cosas y todo eso. Porque la verdad sin ese componente social esta música no existiría. De hecho nuestra música muchas veces está hecha e inspirada a partir de cosas que hablamos entre nosotros, en conversaciones entre gente del barrio y cosas así. Es decir, yo creo que una cosa no existe sin la otra. No puede haber una música de barrio si no existe una vivencia personal en el barrio, porque al final lo que se habla en este tipo de música está muy influenciado por ese entorno donde uno vive y en donde crece, y es evidente que todo artista tiene una identidad que está muy marcada por el sitio en ha vivido

Está claro que la cultura de la zona en donde uno nace y crece es fundamental en el proceso de desarrollo que experimentan las personas a lo largo de su vida. Pero igual de importante es la cultura que uno adquiere en el seno familiar. Y en tu caso concreto, has nacido y crecido en el seno de una familia muy vinculada al mundo del arte y de la cultura (tu padres es pintor y tu abuelo fue poeta) ¿Qué importancia ha tenido este hecho para ti?

Sin duda alguna haber nacido en un ambiente tan nutritivo a nivel cultural es una de las razones por las que decidí dedicarme al mundo de la música, aunque bueno, realmente uno nunca elige a qué se dedica, simplemente ocurre. Pero en mi caso sí que es cierto que de algún modo acabé escribiendo y haciendo música porque me he criado escuchando buenos discos de música, viendo buen cine, leyendo algún libro que otro, y al final todo eso te hace interesarte por lo que viene siendo la posibilidad de expresarse uno mismo, de contar uno mismo la historia de su vida, y todo eso. Así que como desde siempre mi padre y mi hermana me han enseñado diferentes cosas he crecido en un ambiente bastante nutritivo que al final me ha ayudado para ser más creativo en lo relacionado con el arte.

En tus canciones es habitual encontrarse con alguna referencia hacia otros ámbitos artísticos que no son estrictamente musicales, como por ejemplo el cine. Pero quizás llame más la atención que en algunos fraseos hagas referencia directa al arte pictórico, una expresión artística que actualmente está un poco de capa caída en comparación con otras formas de expresión artística como el cine o la música. ¿Eres un aficionado a la pintura?

Ante todo tengo que reconocer que soy bastante ignorante en lo relacionado con el mundo de la pintura, pero sí que es verdad que sé algunas cositas (risas), y esas cosas que conozco pues las menciono porque me gustan mucho y porque mi padre es pintor al fin y al cabo. Y por ejemplo, el nickname de Delaossa Picasso viene de esa influencia de mi padre, porque cuando yo era pequeño él me contaba una y otra vez  a la hora de la comida historias de Picasso cuando estaba en Francia. Y como mi padre es pintor y tal pues me puse eso de sobrenombre. Entonces la pintura para mí siempre ha sido importante por la influencia de mi padre, siempre me ha gustado aunque como te digo no soy un experto y no tengo demasiadas nociones.

De hecho, la distancia entre la música y la pintura parece que no es tan grande como pudiera parecer a priori. Porque si se presta atención, esa capacidad expresiva que durante mucho tiempo tuvo la pintura como forma artística encargada de representar la realidad, parece que en la actualidad ha encontrado en la música (especialmente en la música hip hop) una nueva forma muy potente de representar artísticamente el mundo y su realidad contemporánea. Sin ir más lejos, el planteamiento que haces a la hora de concebir tu creación musical, que parte de los bajos fondos del barrio y que revaloriza los márgenes poco reconocidos por el poder dominante, no es muy diferente al planteamiento que realizaba Baudelaire en siglo XIX en su obra “El pinto de la vida moderna”, en donde hacía hincapié en la necesidad de realizar esos retratos realistas y poco edulcorados del mundo que le rodeaba, por muy duros y feos que fuesen. Es decir, ¿podemos afirmar que tu manera de entender la música está en esta dirección que definiríamos como realista?   

Si, si. Completamente. Aunque bueno, en verdad es duro, porque tú sabes, todos queremos que nos vaya bien en la vida, ¿no?, pero a veces que te vaya bien en la vida significa que no vas a escribir esas cosas profundas que escribías antes. Porque yo considero que es cierto que cuando estás en malas rachas y vives cosas feas tienes una escritura más profunda. Pero no sé, es una cosa que he pensado muchas veces, sobre el camino hacia donde te puede llevar el hecho de que escribas unas cosas u otras. Pero está claro que la mierda hay que retratarla y sacarla hacia fuera. Y lo mismo pasa con la gente que te rodea, ¿sabes? Porque al final con la gente de la calle, como un marinero o una ama de casa, puedes aprender más que con cualquier youtuber o filósofo de turno de tres al cuarto, ¿me entiendes? Esa gente sabe lo que es currar, sabe lo que es sufrir, y es peña noble, y eso también hay que reflejarlo porque te nutre.

“Con la gente de la calle, como un marinero o una ama de casa, puedes aprender más que con cualquier youtuber o filósofo de turno de tres al cuarto”

En la entrevista que os hicieron en el canal DAMN! de youtube durante vuestra gira por Argentina hablasteis sobre algunos de vuestros primeros referentes musicales del género hip hop. Y sin embargo, es evidente que ha pasado ya bastante tiempo desde que gente como Triple XXX, Hablando en Plata o Mucho Muchacho estaba en el candelero de la escena urbana nacional. Así que, ¿cuáles son tus referentes musicales  actuales? ¿Qué géneros o artistas musicales escuchas hoy en día?

La verdad es que me pillas un poco en blanco con esta pregunta ahora mismo. Porque tampoco estoy escuchando demasiadas movidas del panorama. Pero vaya, que hay bastantes cosas que están bien. En las Canarias hay gente haciendo cosas guapas como el Cafuné y esta gente. Akapellah de Venezuela también mola bastante. Pero no sé, tampoco sé muy bien que decirte ahora mismo ni a nivel nacional ni a nivel internacional. Te lo juro, estamos muy poco diggers últimamente la verdad. Y no sé si es mejor o peor. Porque a lo mejor sí que está bien no escuchar tanta movida para ser tú como más personal y no dejarte influir tanto, pero tampoco conviene estar demasiado fuera sin escuchar lo que sale.

Y después, a la hora de escuchar música en general y eso, la verdad es que soy un consumidor de todos los rollos. Me encanta la música de bailar, el dembow etc. Pero lo que pasa es que uno tiene que ser honesto con sigo mismo y saber cuál es su movida de verdad. Tampoco es que tengas que estar encasillado en un género y no te puedas salir, porque de hecho lo puedes hacer, pero se tiene que hacer con tacto. De hecho nosotros no sólo tenemos temas noventeros. También tenemos algunos con otras influencias musicales bastante marcadas y seguro que en el futuro también sacamos alguno más en esa línea que no es rap estricto. No me cierro a nada la verdad, porque al final la música hay que disfrutarla, y si no te gusta a ti mismo hacerla mal vamos.

Parece que la escena urbana en España está viviendo tanto a nivel artístico como a nivel de industria un momento de apogeo sin precedente en este territorio. Los diferentes géneros de la música hip hop cada vez se hibridan más con otros géneros, hay más variedades de sonidos y menos miedo para experimentar, el público consumidor cada vez acepta más identidades musicales fluidas, y en definitiva, la música hip hop tiene cada vez más aceptación dentro de la cultura popular de este país . ¿Cómo ves tú la situación actual de la escena?

Pues en general, de puta madre la verdad. Creo que se está abriendo un montón, hermano. Nos están apareciendo un montón de oportunidades a los músicos y a los diferentes artistas porque parece que de repente las empresas se empiezan a fijar en lo que hay en la calle también, y por lo tanto hay muchos chavales que también se están poniendo a hacer cosas en su casa al ver esto. Y te hablo de músicos, de fotógrafos, de filmmakers, de modistas y en general de cualquier ámbito artístico. Parece que por fin se están empezando a dar cuenta de que aquí hay talento y que eso no solo puede generar dinero, sino también expectación para que la gente vaya a los sitios a ver a la peña. Así que sí, es evidente que estamos viviendo un buen momento en cuanto a movimiento artístico y a inversión de las empresas y los medios, y supongo que esto es positivo.

Aunque desde luego también hay que tener mucho cuidado con donde pisas si eres un artista emergente, porque a lo mejor te quiere fichar rápido una multinacional, quieren que firmes rápido y luego te pueden joder la carrera, ¿sabes lo que te quiero decir? Pero a parte de estos problemas que hay que tener en cuenta, creo que es interesante que la música sea cada vez menos música y se mezcle más con otras disciplinas como la moda o el diseño. Porque tú sabes, los vídeos y las producciones potentes ya cuentan cada vez con más personas trabajando y hay equipos que pueden tener fácilmente 30 personas entre directores de fotografía, guionistas, actores, especialistas de luz y sonido etc. Se están haciendo cada vez más proyectos ambiciosos de verdad en donde trabajan muchas personas que saben lo que hacen y que curran muy bien. Cada vez son más importantes otros ámbitos artísticos dentro de la producción musical.

Hablemos un poco sobre el disco que acabáis de sacar, “Un perro andaluz”. Porque este trabajo está realizado de manera conjunta entre tú y J.Moods. ¿Cómo fue el proceso de creación y producción de esta obra?

Pues el proceso tuvo diferentes etapas realmente. Al principio era más individual, cada uno trabajaba su proyecto y lo compartía con el otro. Él me pasaba ritmos que hacía, yo escribía mis letras y se la pasaba de nuevo. Pero luego cuando ya nos metimos en vereda, que estábamos en plena guerra de producción, lo hicimos casi todo juntos. J.Moods se vino para mi casa, que vivo solo en El Palo, y empezamos todos los días a producir, a escribir y a prepararlo todo. La verdad es que fue bastante rápido todo, en tres o cuatro meses lo terminamos. Lo que pasa es que luego hasta que salió y todo eso pues pasó algo más de tiempo. Y después, la mezcla y el máster de la obra final corre a cargo de Kas Rules, que es el encargado de sonido de Space Hammurabi y es una pieza fundamental para nosotros.

Es cierto que el sonido del disco no suena a estudio súper pro porque al final está grabado en mi cuarto, en mi armario (tímidas risas), pero también mucha gente me ha dicho que les gusta el rollo crudo y salvaje que tiene, que sea más underground en todos los sentidos, porque al final es el primer disco y creo que mola que lo hagamos así como lo hemos hecho, porque es una declaración de intenciones de lo que somos pero grabado en un cuarto en El Palo. Ya a partir de aquí seguro que iremos evolucionando hacia un sonido más profesional de estudio, pero el disco debut debía ser así.

“Nos están apareciendo un montón de oportunidades a los músicos y a los diferentes artistas porque parece que de repente las empresas se empiezan a fijar en lo que hay en la calle también”

Sin duda este modo de debutar en el formato disco ha sido de lo más apropiado. Y parece que además llegó en el momento idóneo, ya que de algún modo ha significado la consumación de vuestro trabajo después de un 2018 y un 2019 lleno de material musical y audiovisual de gran nivel. En el proceso de crecimiento que habéis experimentado en este tiempo, ¿cuándo empezáis a creer de verdad que esto puede ir para arriba de verdad?

No sabría decirte muy bien la verdad, pero yo creo que cuando lo vi más claro fue en octubre del 2018, cuando fue el concierto en Sevilla, que fue más o menos cuando sacamos el tema de “Puff Daddy”. Además, antes de sacar este tema, J.Moods y yo estábamos rayados porque creíamos que no iba a gustar, te lo juro. Pero al final salió y a la gente le gustó mogollón. Y ya te digo, cuando fue el concierto allí en Sevilla, que estaba yo en muletas porque me habían operado de la rodilla, estaba sentando en una banqueta cuando de repente sonó “Puff Daddy” y todo el mundo se vino encima y se puso a cantarla. Ahí es cuando yo pensé que de verdad se estaba liando algo.

En parte, ese éxito incipiente del que acabamos de hablar explica que hayáis estado girando por España y por Latinoamérica durante los últimos meses, incluso antes de sacar el disco, y tiene pinta de que esto no va a parar aquí. ¿Cómo es para vosotros la experiencia de vivir de viaje, actuando aquí y allá? ¿Con qué concierto os quedáis de esta gira?

Fotografía: @souloneryounger

Pues está muy bien hermano, porque la verdad es lo que siempre hemos querido. Hay momentos en los que a lo mejor puedes estar más cansado y un poco más apático y te quejas, pero yo al final admiro mucho El Palo pero si estoy allí más de dos semanas me aburro. Llevo toda la vida allí y la verdad es que ahora estamos muy entretenidos haciendo cosas nuevas, yendo al estudio, juntándonos con otra gente y cosas así. Es toda una experiencia. Como cuando estuvimos en Argentina y Colombia, comiendo la comida de por allí, viviendo el ambiente de ciudades como Medellín o Buenos Aires. Fue increíble para nosotros.

Y luego, el concierto que más nos marcó este año fue sin duda el de Buenos Aires. Allí la gente lo vive diferente, lo viven muy salvaje hermano, ¿sabes? Son muy pasionales y la sala se llenó. No sé, fue como inexplicable. Se me pusieron los bellos de punta. Porque además es eso, estás a más de 10.000 km de tu casa y está la gente llenando una sala y cantando tus canciones. Los conciertos allí son como un derbi Boca-River, la gente está coreando como loca.

Y ahora que ya ha despegado finalmente la nave de Space Hammurabi, ¿qué le espera a vuestro camino?¿Hacía dónde se dirigen “Los chicos del Cosmos” en su nave?

Sí, es posible que acabe de despegar Space Hammu. Pero la dirección es para adelante yo creo. Somos mucha gente y cada uno tenemos nuestra calidad y nuestra movida. Raggio está currando ahí en una vaina que creo que va a sacar ahora. Carrion está también trabajando en algo con Ozmut, el productor de “Joven De Niro”, que no es de Space Hammu pero que es muy cercano a nosotros. Easy.S tiene un montón de temas para sacar. El Saske está también por ahí con sus temas y sus movidas. J.Moods se va a hacer un disco solo, con colaboraciones de otros Mc’s. Y yo también tengo varias colaboraciones para sacar ahora. Así que esto ya no va a parar. Cada vez la rueda va a girar más rápido y queda Space Hammurabi para rato.

Previous post

Ara Malikian Feat. Kase.O - El todo / Concerto Grosso

Next post

Anuel AA - Por Ley