Home»STREETWEAR»MODA»El ojo perspicaz de Tomoaki Nagao

El ojo perspicaz de Tomoaki Nagao

0
Shares
Pinterest Google+

El empresario creativo japonés vuelve al centro de todas las miradas con su nueva colaboración con Sotheby’s. Después de casi cuatro años, une fuerzas con esta casa de subastas alojado en Reino Unido, presentándose el catálogo bajo el título “NIGOLDENEYE® Vol. 1. Aquí, además de poner a la venta obras capaces de inspirar a nuevos artistas, Nigo muestra también su visión futurista que ayudó a legitimar su legado actual.

Conocido por su ojo perspicaz y talento polifacético demostrados a través de los diversos ámbitos culturales en los que su influencia sigue latente, la nueva subasta pretende celebrar su carrera y trayectoria artística, todo ello englobado en una experiencia que busca representar el antecedente de la nueva moda callejera y la fuerza de la colaboración entre las marcas antes de que esto se estableciera como algo habitual.

Esta subasta cuenta con más de 30 obras de arte y objetos de colección, muchos de ellos productos de edición limitada. Y es que no podíamos esperar otra cosa de Nigo sabiendo que una de sus mayores aficiones es la de colectar figuras especiales – un ejemplo es su colección de objetos de Star Wars valorada en 50.000 dólares -. La subasta incluye a KAWS, un artista estadounidense con el que mantiene relación desde 1996. De este último se incluyen obras como ‘UNTITLED (ASTRO BOY)’, de 2002, y varias obras de arte originales como ‘THE KAWS ALBUM’, de 2005, todos pintados a mano por el mismo artista e inspiradas en la serie televisiva Los Simpson. Junto a lo mencionado, muchas más obras que rebosan de creatividad expresiva.

Historia y Legado

Es prácticamente imposible hablar de Nigo sin nombrar a Hiroji Fujiwara, una de los mayores fuentes de influencia de la moda callejera japonesa. Estableciéndose en la cima de lo que hoy conocemos como streetwear, va a ser el ejemplo a seguir del joven Tomoaki. Este, habiendo demostrado su amor y talento por la moda, llega a ser el segundo más popular en el escenario de la nueva escena emergente. Su alias ‘Nigo’ quiere decir ‘segundo’, siendo representado el número uno en talento por Fujiwara.

Gracias a su larga amistad en los años de estudio con Jun Takahashi, juntos abren la tienda “Nowhere” en Harajuko (Shibuya) durante 1993. Este es el punto en el que ambos empezarían a dar sus primeros pasos como emprendedores a nivel nacional. En ese mismo año Nigo conocería a SK8THING, diseñador japonés enigmático que sería uno de los primeros en empezar a incluir estampados en sus creaciones. Tamoaki, muy atento a todo lo que ocurría a su alrededor, no dudó en apreciar esta forma de elaborar productos que abrían un nuevo universo de posibilidades.

Haciendo uso de su inteligencia, aprovecha la oportunidad para iniciarse en este nuevo mundo de la moda creando A Bathing Ape. El nombre es una abreviatura del dicho japonés “Bathing in lukewarm water”, que quiere decir “bañarse en agua tibia”. Su significado original se relaciona con una práctica espiritual de la tradición nipona, pero el icono de la marca, es decir, el Ape, viene de la película “Planet of the Apes” (El Planeta de los Simios), de 1968. Takahashi también crearía su propia marca, que hoy en día conocemos como Undercover.

El éxito que tiene Nigo a nivel internacional llama la atención de artistas como Pharrell Williams. Fruto de la amistad entre ambos, colaborarían para crear la marca Billionaire Boys Club e Ice Cream en 2003, todo ello mientras hacía de DJ para Teriyaki boys. Lil Wayne, Biggie o A$AP Rocky serían otros de los grandes artistas que llevarían a Bape a consagrarse como una extensión más del Hip Hop.

Tomoaki fue el primero que empezaría a generar productos de exclusividad en el mundo de streetwear, suministrando un 10% de la demanda pública. no hizo otra cosa que conseguir que el valor de la marca aumentase exponencialmente. Esta influencia capaz de traspasar fronteras culturales hace que Nigo, con la ayuda de Pharrell Williams, estrene su primera tienda en Nueva York. Pero no se detiene ahí, puesto que más tarde abriría en California, París, Hong Kong y Londres.

Jun Takahashi: las influencias de Undercover

Fotografía: Season Chan

Jun Takahashi, fundador de la marca Undercover, nació el 21 de septiembre de 1969. Desde una temprana edad ya tenía gusto por la moda, algo que contribuyó a que tomara la decisión de acudir a la prestigiosa escuela de moda Bunka Fashion College en el año 1988 para desarrollar su talento. Este mismo centro fue también el elegido por figuras importantes como Yohji Yamamoto y Junya Watanabe.

En sus inicios se intuye una motivación por la creatividad otorgado por marcas como Comme des Garçons o Maison Margiela. Gracias a estas firmas afloraría su gusto por la creatividad, entendiendo la moda como una expresión libre del arte, sin diferenciar entre el grandes high fashion y lo que llamamos Streetwear.

Jun, entre muchas de sus influencias, destaca el papel de Vivienne Westwood, una diseñadora inglesa cuyo objetivo era hacer que el punk se entendiera como una cultura elegante al incluir el “punk wave” en la moda. En octubre del año 2002, Undercover daría un golpe en la mesa gracias a la extraordinaria presentación de su colección “Scab”. Sus atuendos, llenos de parches y ornamentos para nada convencionales, impactarían al público presente, haciendo que se ganara las miradas de los medios más influyentes en la moda.

Undercover, como una extensión del propio artista, busca hacerse eco de un estilo de vida rompedor y anárquico en contra del capitalismo que podemos ver representada en la cultura “Crust Punk”, un subgénero del “Punk Rock”. Actualmente, Jun está abriéndose camino hacia la cima y, gracias a grandes colaboraciones con entidades como Nike, logra llegar a un público mayor.

Evolución y pérdida de identidad de Bape

El próximo paso de Nigo después de Bape fue crear una marca llamada Human Made. Aquí podemos ver productos reelaborados hechos con telas de estilo vintage que dotan a esta marca de una calidad superior a lo que, por otra parte, ya nos tenía acostumbrados. El diseñador japonés, al sentir que Bape ya había dado lo mejor de sí, vendió un 90% de sus acciones al conglomerado chino I.T Group, abandonándola por completo en 2013. Aunque esto parezca algo insignificante, este hecho ha afectado a la firma.

Bape, que para muchos consumidores estaba en el podium de la moda callejera, sin la presencia de Nigo, aunque continúe haciendo muchísimo dinero, no sigue la misma línea creativa que podríamos esperar con la presencia del fundador.

En la actualidad, Bape realiza colaboraciones que podrían sorprender a más de uno, por ejemplo la más reciente con Barbie. No digo que no haya amantes de la rubia americana y que Bape esté sabiendo explotar este nuevo escenario, pero no es lo que muchos esperan ver de esta marca. La realidad es que se hace difícil identificar lo que representa Bape actualmente, desde luego ya no es del todo fiel al Hip Hop al que estábamos acostumbrado en sus inicios.

La moraleja de esto es que los intereses no siempre son positivos cuando pierdes tu identidad, prueba de ello son este tipo de extrañas uniones. En lo que sí podemos elogiar a la marca es en el haber sabido diversificarse, creando varias ramas que buscan ofrecer productos a un público más amplio. De ahí la creación de una línea de bajo coste llamada APEMr. Bathing Ape, que ofrece productos dedicados a esos amantes de Bape que ya no son tan jóvenes, o Baby Milo, dedicada a los niños. Con todo esto Bape logra resurgir de sus cenizas manteniéndose así a flote.

Previous post

Denom Feat. Prok - Ansiedad y recuerdos

Next post

Lil Uzi Vert - That's A Rack