Home»STREETWEAR»SNEAKERS»Conoce la historia no contada de Nike Air Max Plus

Conoce la historia no contada de Nike Air Max Plus

0
Shares
Pinterest Google+

Con el amplio archivo de diseños que cuenta Nike, algunas de sus creaciones se han alejado de sus raíces de rendimiento para convertirse en un fenómeno cultural. Nike Air Max Plus, en las calles desde 1998, son un claro ejemplo de este tipo de zapatilla. Era incorporación a la dinastía Air Max no solo definió la era en la que se presentó, sino también las siguientes. Y es que no hay lugar en el mundo en el que no se haya encontrado a la venta durante dos décadas, sin descanso.

Las Air Max Plus se han lanzado en cientos de combinaciones de colores y modificaciones en la estructura, incluyendo cuero, transformaciones Ultra, modelos sin cordones… El reconocimiento máximo para esta sneaker fue una renovación extraoficial de su imagen, más conocida en algunos lugares por ‘Tn’, por el Tuned Air que lanzaron, apodo que ahora es común en la calle. Pero, ¿cuál es su origen?

Sean McDowell

Diseñado por el veterano Sean McDowell, la zapatilla combina una influencia estética poco habitual con un trío de técnicas de fabricación nunca antes empleadas. Inconscientemente, McDowell empezó a conceptualizar Air Max Plus antes incluso de trabajar en Nike. “Pasaba el rato en las playas de Florida y solo pensaba y había esbozos. Fue una de mis épocas más creativas. Una tarde, estaba anocheciendo, y el cielo totalmente azul estaba empezando a difuminarse en azul oscuro y las palmeras se movían con el viento”. La belleza de ese lugar disparó su imaginación. “Hice un bosquejo de eso, y pensé, “se podría hacer un panel lateral, como si esas palmeras pudieran mantener los pies en el suelo”, explica.

Más tarde, y después de su llegada a Nike en 1997, McDowell asumió rápidamente el reto de crear una nueva zapatilla de running. De esta manera se encargó de un proyecto emergente para Foot Locker. La zapatilla, que utilizaba una innovación Max Air en dos hemisferios opuestos para evolucionar la tecnología de amortiguación, tenía el nombre de Sky Air. Hasta ese momento, ningún boceto de los quince presentados se había aprobado.

“En cuanto escuché “sky”, pensé: “Dios, justo acabo de ver ese cielo impresionante en Florida”», narra McDowell. Así que volvió a su boceto. “Hice una puesta de sol. Hice una azul. Hice una morada. Probé con varios colores y versiones del cielo diferentes; algunas palmeras eran un poco más técnicas y muy geométricas, y otras se movían”, comenta. La falta de experiencia de McDowell en Nike fue la clave del característico Swoosh que porta Air Max Plus. Nunca había dibujado un Swoosh ni tenía ninguna plantilla para hacerlo. “Nadie me había dado ninguna orientación, ya que eran mis primeros días. La forma no estaba del todo bien, y puse el borde en el interior, cuando, técnicamente, todas las directrices de la marca dicen que va por fuera”, explica.

El impacto de Air Max Plus en la moda es enorme, por ello puede ser fácil olvidar que se creó para correr, y el objetivo de McDowell era incorporar tantas propiedades para mejorar el rendimiento como fuera posible. “Soy runner desde pequeño, y aprendes a correr siempre mirando al tráfico, para que los coches puedan verte, y pensé: “Entonces es raro que pongan la reflectividad en la parte posterior en casi todas las zapatillas, cuando lo que necesitas es reflectividad por toda la parte delantera. Así que puse barras reflectantes desde el antepié, hasta la lengüeta, pasando por el empeine”, comenta.

Su atención al detalle alcanza la característica suela. “Destaqué los distintos hemisferios de la goma porque no se apreciaban realmente en el lateral, así que no se sabía si había alguna tecnología nueva”, cuenta. De esta forma añadió toques de color para atraer más la atención hacia el Tuned Air interior y agregó franjas de palmeras en el arco, y el logo Tn. «Esas líneas señalaban la cámara de aire, como diciendo, ‘esto es lo chulo'”, explica.

La pausa de McDowell entre trabajos influyó de forma crítica en la decisión del diseñador de apartarse de los colores tradicionales. Para el primer tridente que vería la luz, visualizó una historia de la noche al día. “No teníamos especialistas en color, así que las tres primeras zapatillas son una parte realmente importante de la historia. La primera zapatilla era el anochecer, la segunda era prácticamente negra con un poco de rojo – utilizaron malla reflectante de Jordan XIII – que representaba las estrellas del cielo nocturno, y la tercera era de color naranja y amarillo brillantes, como imagen del amanecer de la mañana siguiente”.

 

Especificación de la tecnología

Air Max Plus introdujo una serie de novedades, comenzando por un sorprendente proceso de sublimado. Si bien los bocetos eran creativos, McDowell recuerda que era optimista en cuanto a darles vida. “Dibujé el difuminado y todo el mundo decía cosas como: “Nunca serás capaz de hacer eso, no vas a encontrar un material como ese”. Así que pensé, ‘Simplemente lo sublimaremos'”, recuerda. El problema era que Nike nunca habían hecho eso.

Ante el efecto fuego de la zapatilla de clavos Nike Flame, el diseñador pensó que ese tratamiento era una posibilidad al haberlo visto realizado también sobre prendas de vestir. Empezaron con el azul más claro e imprimieron un azul más oscuro sobre este. “La primera muestra quedó perfecta”, comenta. Pero este reto no era el único al que se enfrentaban, ya que la parte superior también desafiaba los métodos tradicionales. Concretamente, la soldadura era algo que no se había hecho hasta la fecha.”Habíamos hecho logos pequeños, así que sugerí hacer toda la zapatilla de TPU fino soldado“, recuerda. A dos semanas de su reunión con Foot Locker, todavía tenía dudas de si podría producirla. “Me dijeron: ‘Vete a Asia, haz las muestras y esperemos que la reunión vaya bien'”.

Una vez allí, y después de un largo viaje hasta las instalaciones de la fábrica, llegaron malas noticias. “Me dijeron que era demasiado grande para soldar. Necesitaría demasiada potencia y, o bien derretiría el tejido o no se pegaría». En lugar de renunciar a la idea que le había llevado hasta ese punto, McDowell sugirió hacer tres soldaduras por separado. Lo probaron y funcionó inmediatamente. «Fue una gran victoria», dice.

El experimento

En este momento, se contaba con un diseño posible de producirse, pero todavía no se tenía el visto bueno del vendedor. Tras varias reuniones a las que McDowell asistió junto con el presidente y CEO de Nike, Inc., Mark Parker, un ejecutivo de Foot Locker sugirió un original experimento de investigación de mercado: poner la zapatilla en un estante de la tienda justo cuando los niños salen del colegio, y ver qué pasaba.

Cinco o diez minutos fueron suficientes para que 10 niños se colocaran alrededor de la zapatilla preguntando, “¿Qué es esto? ¿Cómo puedo conseguirla?”. “Los dependientes miraban a su alrededor con cara de “Nunca he visto algo así, no sé cuánto cuesta, no sé de dónde ha salido”. Mientras, los niños corrían por la tienda diciendo “Quiero comprar esto”. Estaban prácticamente desesperados. A mí no me cabía la sonrisa en la cara”, narra McDowell. Casi de inmediato, la zapatilla fue lanzada a nivel internacional.

 

Los recuerdos de McDowell, historia viva de Nike Air Max Plus, acompañan la noticia del lanzamiento de Nike Air Max Hyperblue, Sunset y morado el 8 y 24 de noviembre y 15 de diciembre, respectivamente. Podrás hacerte con ellas en Foot Locker, SNEAKRS y tiendas seleccionadas.

Previous post

Wiz Khalifa - Late Night Messages

Next post

Con la nueva colección Nike Running Utility, el running no tiene estación