Home»CINE»Estrenos selectos de un febrero #SoBlack

Estrenos selectos de un febrero #SoBlack

0
Shares
Pinterest Google+

En el artículo anterior este, concretamente- hacíamos un rápido repaso a algunos de los estrenos confirmados para este 2017. Ahora toca centrarnos en febrero, un mes especialmente cinematográfico a nivel nacional con la gala de los Goya y a nivel mundial con la ceremonia de los Oscars el día 26. Te proponemos cinco nuevas piezas audiovisuales imprescindibles en tu vida que lucharán por la estatuilla dorada en el Dolby Theatre de Los Angeles en diferentes categorías. Y, cuidado, aquí el nivel es más serio, elitista y exótico. No apto para mentes simples, solo apto para mentes on fleek.

I – “Moonlight” de Barry Jenkins: la esperanza negra contra “La La Land”

Han dicho de ella, entre otras lindezas, que su visionado “cambiará vidas” y que esta película es “la razón por la que vamos al cine”. Si estas dos afirmaciones no te excitan lo suficiente, seguimos con unos preliminares que pondrán duritos tus pezones intelectuales. Elegida en el Top 10 del American Film Institute (AFI), con cuatro nominaciones a los Bafta Británicos, Mejor Film Internacional en los British Independent Film Awards (BIFA), mejor película para los críticos de Los Angeles, San Francisco, premios Gotham y un largo etcétera de nominaciones y galardones a la interpretación de sus actores y actrices, a su guión, a su director y todo unido a un 99% en Metacritic o al 98% de Rotten Tomatoes de la crítica no especializada. ¿Suficiente hype?

Pues, además, la que ha sido bautizada como la película del año, viene de hacer saltar por los aires los Globos de Oro, al ganar el premio a Mejor Película Drama y sumado a sus recientes ocho nominaciones a los Oscars, la convierten en la principal rival del monstruo-épico-musical en el que se ha convertido “La La Land” con sus 14 nominaciones. Y si, ignoramos “Arrival” a propósito.

“Moonlight” es una adaptación de la obra de teatro titulada “In Moonlight Black Boys Look Blue”, del dramaturgo afroamericano Tarrell Alvin McCraney, en la que podemos recorrer la infancia, adolescencia y madurez de nuestro protagonista, el pequeño Chiron. Podría parecer un film estilo “Boyhood” de Richard Linklater, salvo por el hecho de que aquí se narra la vida de un joven negro y homosexual criado en el ambiente de bandas mafiosas y venta de droga en las esquinas de Miami entre las décadas de los ochenta y los noventa.

La cinta esta producida por PLAN9, productora de Brad Pitt, que ya consiguió un Oscar en 2013 por “12 años de esclavitud” de Steve McQueen. Destaca también, la nominación a Original Sound Track, con una banda sonora a cargo de Nicholas Britell que salpica melodías densas y melancólicas, con una fuerte y envolvente carga emocional, intercalando desde temas soul como “Every Nigger is a Star” de Boris Gardnier y “Hello Stranger” de Barbara Lewis, hasta clásicos de la old school como “Cell Therapy” de Goodie Mob.

Después de la polémica gala del año pasado, donde se criticó la escasez de nominados afroamericanos, parece que este año la situación se ha revertido pasando del #Oscarsnotsowhite al #Oscarssoblack con títulos como: “Fences” dirigida por Denzel Washington, “Figuras Ocultas” de Theodore Melfi, la ya mencionada en este portal “El nacimiento de una nación” de Nate Parker (que se desinfla en su camino a la ceremonia al salir a la luz un viejo escándalo sexual de su director) y no olvidemos “Loving” de Jeff Nichols que cuenta la historia de un matrimonio de naturaleza interracial a finales de los años cincuenta o los documentales “I’m Not Your Negro” y “O.J: Made in America” entre otros. Vamos, que será una gala muy nigga. “Moonlight” se estrena el 10 de febrero, ansiosos de su llegada a las salas para contaros más… o no. Buena pinta.

II – “Land Of Mine” de Martin Zandvliet: bajo la arena… BOOM!

Pues si, bajo la arena, ahí es donde estaban enterradas todas las minas antipersonas que el ejército alemán colocó en las playas de la costa occidental danesa en la Segunda Guerra Mundial, con el objetivo de evitar que nadie sobreviviese a un posible desembarco de los aliados en su contra. Pero cuando Alemania se rindió en 1945, un grupo de jóvenes prisioneros nazis fue obligado a retirar las miles de bombas ocultas. Llámalo justicia poética o simple y lógica justicia, aunque no es tan sencillo el tema. Esta es una historia basada en hechos reales de un capítulo poco conocido de la segunda gran guerra, un acto criminal de humillación que aún hoy avergüenza a los daneses. Y podrías pensar, que coño, que se jodan los nazis, ellos pusieron las minas que ellos las quiten, el problema es que no fueron ni los altos oficiales, ni los generales, ni los comandantes germanos los que tuvieron que ir a la playa y arriesgarse a saltar en mil pedazos por los aires. No, los elegidos para esta tarea fueron un grupo de niños de entre 15 y 18 años que en los últimos coletazos del combate, los alemanes habían reclutado sin ningún filtro ideológico, es decir, que ellos no habían pedido ir allí a defender la causa de Adolf y mucho menos a la misión suicida de desactivar bombas bajo la arena.

La película alcanza la brillantez porque, ante esta dinámica, su director Martin Zandvliet con suspense e inteligencia, no cae en los maniqueísmos en los que, con una historia así, se podría caer, ni se apoya en el sentimentalismo barato, ni se centra en un lado más que en el otro, sino que construye un relato violento y tenso de vencedores y vencidos pero no de buenos y malos.

Viene con mucha fuerza este drama bélico danés aplaudido unánimemente por la crítica, considerada como Mejor Película Extranjera para National Board Review (NBR), tres premios del Cine Europeo y el Premio del Público en Gijón que corona su trabajo colocándose en los Oscars entre las cinco nominadas a Mejor Película de Habla No Inglesa, aunque compite con “Toni Erdmann” que tiene muchas opciones. Después del baile de fechas de estreno, llegará a las carteleras en Estados Unidos el 10 de febrero, mientras que en España se liberará un mes mas tarde, el 10 de marzo.

III – “Jackie” de Pablo Larraín: los hermanos Larraín conquistan Hollywood

Pablo Larraín tenía dos retos muy complicados cuando firmó con la Fox para dirigir “Jackie”, por un lado hacer su primera película en habla inglesa, en América y con producción Yankee, y además contar una historia que toca la fibra especialmente de todo un pueblo, como es el asesinato y todo lo que rodea la muerte de John. F Kennedy. Cuando me enteré de que el realizador chileno se embarcaba en el proyecto me alegré bastante, pero no pude evitar pensar en Jose Padilha, el genial director brasileño que firmando obras de arte en su país como “Tropa de Élite 1 y 2”, fracasó en su primer intento en Hollywood con el reboot de “Robocop” en 2014, y es que no es fácil manejar la presión, ni las exigencias, ni la limitada libertad creativa que imponen las majors, y sino que pregunten al pobre Padilha por la gente de Columbia, MGM, Fox, Sony….

“Jackie” es un biopic sobre Jacqueline Kennedy, la ex primera dama norteamericana y se centra en las horas y días posteriores a la muerte de su amorcito JFK, asesinado en Dallas el 22 de noviembre de 1963. Está producida por el hermano de Pablo, Juan de Dios Larraín, también productor de sus anteriores trabajos chilenos y por Darren Aronofsky director entre otras de “Réquiem por un sueño” o “Cisne negro”, y que fue la primera opción para dirigirla. Presentada en el Festival Internacional de Venecia donde ganó el León de Oro a Mejor Guión, que escribe Noah Oppenheim, que entre otras ha firmado “El corredor del laberinto” en 2014. La cinta cuenta con Natalie Portman como protagonista, cuya interpretación le ha valido la nominación al Oscar como Mejor Actriz y aparte también lucha por la estatuilla en las categorías de Original Sound Track (OST) y Mejor Vestuario.

Pero por encima de todas estas chucherías, la razón principal por la que os recomendamos que la veáis, aparte de porque queremos y podemos, es porque confiamos en vosotros y sabemos que os gusta el cine hecho por gente con talento y que marca una linea de calidad general y cotidiana en todos sus trabajos, este es el caso del director chileno-norteamericano, un realizador a respetar, recomendar y conocer, en especial destacamos “No” de 2012 con Gael García Bernal, aplaudida por la crítica y nominada al Oscar por Chile. Su siguiente trabajo es tan interesante como excepcional “El club” de 2015 y el último regalo visual que nos ha dejado ha sido “Neruda” de 2016, biopic sobre el poeta chileno que le ha dado el empujón definitivo a la meca del cine. Todo hace indicar que disfrutaremos de este estreno, “Jackie” llegará a nuestras salas el 17 de febrero.

IV – “My life as a courgette” de Claude Barras: infancias robadas, “Killer” Calabacín y su crew

“Ma Vie De Courgette” así es su título original, fue estrenada en la última edición del Festival de San Sebastián al que asistimos, donde ganó el Premio del Público (compartido con “Yo, Daniel Blake”) y aunque no pudimos cubrirla, nos alegramos ahora de poder recomendarla, aprovechando su estreno en nuestro país el 24 de febrero (Justo el mismo día que… “Trainspotting 2” …ups). Sigamos. Esta película de animación suiza, rodada con la técnica del Stop-Motion se ha ganado a pulso la nominación al Oscar como Mejor Película de Animación. Viene recopilando críticas muy positivas y barriendo en los festivales de Annecy, Satélite Awards y los del Cine Europeo.

Que no te engañe el aspecto enfermizo y nerd de sus marionetas, porque realmente es una historia bastante punky, no es un cuento infantil para niños, aunque los protagonistas tengan diez años, eso si, muy maltrataditos por la vida. Narra la historia de Calabacín, un chico que nunca conoció a su padre y que llega a un hogar de huérfanos después de asesinar accidentalmente a su alcohólica y violenta madre, con esto ya te debería bastar para notar que la peli es especial, tan especial como los traumas que guardan en su joven interior el resto de compañer@s que conocerá nuestro amigo en su nuevo hogar, un lugar de esperanza donde olvidar los maltratos físicos, abusos sexuales, abandono, drogadicción…

Más de cien personas han trabajado durante dos años sin parar en la facturación de la cinta, una metódica pieza de arte y Ópera Prima de su director, Claude Barras, después de cinco cortometrajes, el suizo firma un largometraje pero cortito de 66 minutos, sin caer en clichés ni exagerar el drama, encontrando luz en la oscuridad sin extra de azúcar. Basada en la novela infantil titulada “Autobiografía de un Calabacín” de Gilles Paris.

V – “Manchester by the sea” de Kenneth Lonegan: el drama más indie del año

Es el estreno mas cercano de este febrero ya que llegó a nuestra cartelera el pasado viernes y también es el drama más drama de todos los títulos aquí mencionados. Cine independiente de calidad y facturación americana, con el dato mas significativo apuntando en dirección unánime a la sublime interpretación que su protagonista Casey “hermano de Batman” Affleck hace su papel de Lee Chandler, un fontanero que tiene que hacerse cargo como tutor legal de su sobrino de 16 años y volver al lugar donde nació y creció, allí se enfrentará a los fantasmas de un pasado trágico que le llevó a separarse de su mujer y que el tiempo ha convertido en una persona propensa a las borracheras, con un carácter esquivo y a la deriva. Todo un caramelo de personaje si lo interpretas bien y parece que Casey lo hace mejor que nunca.

De hecho lo hace tan bien el pequeño de los Wayne… digo de los Affleck, que ha ganado el Globo de Oro a Mejor Actor de Drama, el premio de los críticos de NY , el NBR y el Festival de Gijón. Y, por supuesto, es uno de los firmes candidatos a ganar el Oscar a Mejor Actor dentro de unas semanas. También nominada a Mejor Actriz pero de reparto y también con opciones está su compañera de casting Michelle Williams, te sonará de la Serie de TV “Dawson crece” 1998-2003 o pelis como “Take this Waltz” o por ser la viuda del fallecido actor, Heath “el Joker de Nolan” Ledger. La cinta acumula ademas otras cuatro nominaciones en categorías importantes como Mejor Película, Director, Guión Original y Actor de reparto.

“Manchester frente al mar” fue estrenada en Sundance hace un año con éxito total y es el tercer largometraje del Neoyorquino Kenneth Lonegan, que inició su carrera como dramaturgo en Broadway, un director firme en sus convicciones como demuestran los seis años que tardó -demandas de la Fox de por medio- entre rodar en 2005 y estrenar su segundo trabajo “Margaret” en 2011 porque se negaba a terminarla sin el montaje que él consideraba perfecto. Habrá que ver el nivel de perfección y exigencia que ha buscado y que ha encontrado en este relato sobre un héroe de la clase trabajadora en horas bajas.

Ademas si eres un obsesivo del cine Nivel Dios no le pierdas el ojo a títulos que se estrenan este mes como:
“El viajante” (Iran), “Bajo el sol” (Croacia), El día mas feliz en la vida de Olli Mäki (Finlandia),
Un hombre llamado Ove (Suecia) o Psiconautas, los niños olvidados (España).

Previous post

Kaydy Cain - Si me muero

Next post

Delicatessen x S Rubio - Sweet dreams