Home»JUST KIDDING»6 cosas que odias de la cena de Nochebuena

6 cosas que odias de la cena de Nochebuena

2
Shares
Pinterest Google+

1 – Las sobras

No tengo nada en contra de ponerse muy cerdo la cena de Nochebuena. Todas mis quejas van sobre el poco atino que se tiene con las cantidades. Si sabes que vendrán veinte personas, lo normal es poner lo justo para ese número, no pensar en la posibilidad de que cuando te dispongas a sentarte a la mesa llamen a tu puerta cien personas más. Así, de repente. Si el cordero es la estrella esa noche, sabes que mínimo estará como menú las dos semanas siguientes.

Tú en Nochebuena

Tú la sexta vez que repites en una semana

2 – Los niños nerviosos por los regalos

Añoranza y destrucción son dos sentimientos que se cruzan en estas fechas tan señaladas. Añoranza porque nos acordamos de lo ilusionados y nerviosos que estábamos hace unos años y destrucción por las ganas tan agudas de matar que nos entran cuando ahora vemos a nuestros primos y hermanos preguntando y buscando toda la santa noche los jodidos regalos. Una tarde juro que me presentaré en Cortilandia con un megáfono y haré trizas las creencias de muchos niños, del primero hasta el último. Sin olvidarme del Ratoncito Pérez.

Tú reacción cuándo no han servido ni el primer plato

Su reacción cuando nos disculpamos

3 – El típico primo random que se emborracha

Cuando digo primo quiero decir tío, padre, madre e incluso abuela o abuelo. Aunque el anís parezca inofensivo, si te descuidas la yaya puede estar bailando la del ‘arroz con habichuelas’ con una reciente operación de cadera. Esto tiene sus cosas buenas y sus cosas malas. Entre las buenas está que, si estás algo avispado, puedes grabarlo y subirlo a YouTube. Lo malo es que como la tomen contigo estás muy jodido. Yo he llegado a soportar morreos de mi tío. No, creedme cuando os digo que era imposible hacerle la cobra.

Año tras año he ido mejorando la técnica

4 – Los especiales de comedia

Lo anterior solo tiene excusa si la razón de su estado es la siguiente. Increíble la mierda que nos comemos por la tele durante esta noche. Los Morancos y José Mota dejaron de hacer gracia hace años pero muchos parecen no querer darse cuenta de ello. Aún siguen siendo los habituales encargados de los tremendos especiales de horas y horas en los que repasan hasta la saciedad sus fatídicos gags. Este año creo que tendremos como plato estrella ‘Telapasión’. Lo que no se es si será antes o después del NO-DO.

Cómo empiezas la noche

Cómo acabas la noche

5 – El poco gusto con los regalos

A mi me han llegado a regalar una especia de mochila con forma de perro para guardar el pijama por las noches. Hasta ahí todo correcto, pero si digo que tenía más de 14 años, igual ya no te parece tan divertido. En ese momento solo pude mirar a mi abuela y darle las gracias y dos besos rápidamente para poder irme a un lugar seguro e inspeccionar el regalo en busca de algo más, no me creía que fuera posible una mierda tan inútil. Al parecer, lo que no sabía es que en ese momento mi tío se había picado con mi abuela y el siguiente año me regaló un libro de ajedrez y otro de botánica. Obviamente, en la actualidad no me hablo con ninguno de ellos.

Tu reacción instantánea

Cuando revisas tu regalo unos segundos

6 – Cuando se habla de política

Con la ‘fiesta de la democracia‘ tan cerca, es inevitable que se toque este tema. Tú intentas hacerte a la idea de alguna forma, consiguiendo formar un discurso con el que sintetizar tus ideas, pero todo se viene abajo cuando aparece ese tío fachilla que toda familia tiene y dice eso de: “Pues yo no creo que Rajoy lo haya hecho tan mal”. Imposible hacer nada contra eso, este combate ha durado menos que el de McGregor contra Aldo.

No lo es

Previous post

Vittore Montesco Feat. Tosko - Atenea

Next post

Putolargo & Legendario - Yo puedo