Home»SERIES»De vuelta al origen

De vuelta al origen

0
Shares
Pinterest Google+

El pasado 23 de Agosto se estrenó el esperado spin-off de ‘The Walking Dead’, serie icónica que ha llevado a la cultura zombie al pedestal en la pequeña pantalla. ‘Fear The Walking Dead’, de la cadena AMC, se presentó como un proyecto refrescante y novedoso, una versión inédita del origen del virus en otro escenario diferente. Si bien los fanáticos de los caminantes se quedaron con ganas de más tras el fin de la quinta temporada hace meses, este agosto han recibido un caramelo por su fidelidad para no dejar de hablar de zombies hasta el próximo estreno de la sexta temporada en octubre. Este spin-off se aleja por momentos de la original, pero viendo el titulo y los primeros capítulos no propone nada muy diferente a lo que nos tiene acostumbrado, no esperemos un punto de vista completamente distinto ni mucha parafernalia.

La expectación creció entre los más seguidores y, paulatinamente, empezaba a hacerse eco entre las pocas propuestas que nos ofrecía este pasado verano. Ya que ‘The Walking Dead’ es una saga mundialmente comercializada y de gran renombre, para bien o para mal se sabe que los spin-off suelen traer sarpullidos. Un reto muy difícil el de sumar nuevos adeptos al género, teniendo en cuenta la trayectoria de altibajos característica de la serie matriz. Por ello, la propuesta ha sido clara y muy sencilla, y también hay que decir que poco arriesgada.

La tendencia de las grandes compañías por exprimir las series grandes y obtener la máxima rentabilidad que genera su marca, haciéndolo hasta el extremo, hacen que el agotamiento de la franquicia genere sensación de engaño. La venta a toda costa de derivados es una estrategia raramente exitosa y tramposa, que acaba por desvirtuar gran parte del trabajo conseguido. Es justo decir que esta trampa, normalmente ideada por las grandes cadenas, y AMC lleva ya dos suspensos, contando con: ‘Fear The Walking Dead’ y ‘Better Call Saul’suele traer consigo el enfado del espectador, despertando la cólera de los más fanáticos. Y aunque no exista originalidad, han sido listos. Han decidido jugar con un fetiche innato del espectador: el deseo, formulando la mítica pregunta de ¿cómo empezó todo?, en este caso, ¿cómo surgió el virus?.

ftwd-interior

‘The Walking Dead’ no se ha labrado una grandísima reputación frente a sus seguidores debido a la poca estabilidad que posee. Dividiendo a sus adeptos en fanáticos y aquellos que solo salvan un par de temporadas entre todas, el legado posterior que trae consigo tiene tendencia a truncarse. Pero aun así, hay que hacer el duro ejercicio mental de separarlas, y valorarlas individualmente. Por ello, ‘Fear The Walking Dead’ entretiene, pero no asusta, ni por su guión, ni siquiera por los propios zombies. 

La premisa era simple, mostrarnos mediante 6 capítulos de una hora cómo se originó todo. Un ambiente misterioso al inicio empezaba a dar buena pinta a la serie, pero al ver que se queda solo en fachada, sabemos que el misterio va para largo.

Es justo decir que con el primer capítulo, la curiosidad entró, con calzador, pero entró. El capitulo piloto suele ser en el cual se emplea el mayor potencial, tanto monetario como de ideas. Y ya que no se han roto la cabeza, pero sí el bolsillo, podrían haber hecho mucho más. Aún así, el segundo mejora, notablemente, respecto al primero, y más aun con el tercero, dejándonos más fríos que los propios caminantes. Viendo éste último, podemos pensar que hay una pequeña esperanza de que el final de la temporada incline la balanza hacia el lado positivo.

Es aún pronto para calificar ‘Fear The Walking Dead’ como una serie buena, como mucho se puede calificar  como un experimento fiel. Entre reflejos de intensidad y momentos que parecen acontecer una buena secuencia al más puro estilo zombie, el espectador acaba desesperado hasta el fin del capítulo. Quizá AMC propone una nueva forma de narrar la típica historia de zombies, alejándose más de los convencionalismos de una serie de sustos y acercándose más al thriller. Al no estar acostumbrados a este cambio es imposible tener el sentimiento de que todo pasa muy rápido sin que pase verdaderamente nada. Pero quizá con el tiempo se plantee como una serie mas madura de lo que aparenta ahora.

En resumidas cuentas, los spin-off, de momento, se encuentran en una fase beta, donde nadie llega a empatizar plenamente con ellos. Pueden tomarse como pasatiempo, pérdida de tiempo o quizá como experimento. Pero la pequeña sensación de estar jugando con el espectador hace que ‘Fear The Walking Dead’ se asemeje a una montaña rusa. Veremos cómo acabamos, si con ganas de repetir o mareados.

Previous post

Dheformer Galinier: "Una persona con conciencia no puede ser feliz"

Next post

Nike Air Pegasus '89 'German Reunification'