Home»JUST KIDDING»10 tipos de personas en un campout

10 tipos de personas en un campout

3
Shares
Pinterest Google+

1 – El niño hypeado

Digamos que en España, la cultura sneaker no es que tenga aún muchos adeptos. Pero es cierto que, de un tiempo para aquí, muchos son los que se han adentrado en este submundo que solo puede llevarte a un sitio: la bancarrota. Al igual que en YouTube con los denominados ‘niños rata’, existe una serie de personas, jóvenes, muy jóvenes en su gran mayoría, que desvirtúan ciertos de sus valores. Los reconocerás porque solo tienen en su armario las tres o cuatro zapatillas de moda, véase, Air Max, Roshe o Jordan.

Su cara al enterarse de un release de Jordan

Su cara al enterarse de un release de Diadora

2 – El que manda a su madre

Igual te piensas que es pequeño para estar tantas horas solo y por eso su madre, que tiene el cielo ganado automáticamente, va por él a ayudarle. La sorpresa te la llevas cuando se acerca la hora de la apertura y descubres que él susodicho que camina con una sonrisa de oreja a oreja hacia la fila y da dos besos a la señora está más cerca de los 30 que de los 20. Su júbilo es inversamente proporcional a tu sueño, y ya no digamos si el lanzamiento se da en pleno invierno.

Tú al descubrirlo

3 – El experto

Como hemos dicho, en España aún hay pocos aficionados a esto, pero en algún que otro lanzamiento te puedes cruzar con personas que llevan muchos años en esto. De esos de alquilar sótanos porque en casa no le entran los pares, de esos de acordarse de todos y cada uno de ellos y de la zona donde están, de esos de vitrinas para poder echarles una mirada picarona cada vez que hay una nueva que añadir a la colección. Si esto fuera el salvaje oeste, las cosas estarían muy claras.

Él

4 – El oriental

Sí, yo tampoco me arriesgo a decir si es chino o japonés. No quiero resultar racista ni mucho menos, pero se han convertido en nuestros mayores rivales a la hora de conseguir algún que otro par. Vale que su internet sea diez veces más rápido que el nuestro en su país de origen, pero es que también son diez veces más rápidos que nosotros a la hora de decidir dormir un par de días en la calle para conseguir unas zapatillas. Al menos, en un ranking mundial les podemos ganar, y no, no hablo del fútbol, que también.

Les intentamos desconcentrar

Creemos que lo hemos conseguido

Pero nada, no hay forma

5 – El reseller

No sabría explicar por qué, pero se les huele. El día de antes ya tiene su anuncio bien colgadito en Klekt o Wallapop. Intentan camuflarse y hacer amigos para pasar totalmente desapercibido pero no, a mi no me la cuelan. Desde que vi a un tío que tenía mínimo un 45 de pie pillarse un 8 sin mostrar un ápice de duda, ya no soy el mismo. Todas las miradas cayeron sobre él, incluso habría alguno que pensaba que estaba allí por hacerle un regalo a su hermano pequeño. Nunca olvidaré ese 8.

Cómo se cree que le vemos

Cómo le vemos en realidad

6 – El que acompaña

Son más necesarios de lo que pensamos. Cuando te vienes arriba y decides pasar la noche fuera de casa, siempre tienes la capacidad de liar a un colega para que la noche se te haga más amena. Si a este amigo no le gustan las zapatillas, probablemente se ría de ti en la cara o, en su defecto, te mande la caquita sonriente por Whatsapp, pero si le gustan, tendrás el sí al instante. Ten mucho cuidado. Si te dice que este mes no puede comprar ninguna más porque está algo justo de dinero, asegúrate de no compartir su talla. Es ley, al final se acabará picando e irá para casa con un estreno, o dos.

Como empieza la noche

Como empieza la mañana

7 – El que pasaba por ahí

Casi siempre suele ser un borracho, muy majo, ¿eh?, pero borracho. O bien se queda un rato haciéndote compañía y contando historias que parecen ser muy graciosas pero de las cuales no entiendes nada debido a su dificultad para hablar en otro idioma que no sea suajili, o bien se sienta con vosotros y a los diez minutos ya le tenéis roncando como un niño pequeño. Otra especie son las personas que preguntan para qué es la cola, y al responderle el motivo real, se sorprenden. Juro que una vez voy a decir que todos estamos esperando nuestro turno para un ritual satánico en el que se sacrificarán vírgenes. Seguro que siguen su camino algo más aliviados.

8 – El del acento

En lanzamientos potentes, siempre te encuentras con gente de otras comunidades. En Madrid, por ejemplo, a veces tenemos la suerte de recibir sneakerheads de Zaragoza, Galicia, Andalucía o Barcelona, aunque en esta última van servidos de tiendas. Esta es una de las mejores cosas que te puedes encontrar en este mundillo, el conocer a personas de diferentes ciudades y tener algo en común que te conecta. Dejo las bromas por unos segundos para ponerme algo ñoño.

Al conoceros

A las dos horas

9 – El de la talla grande

Nacieron con una flor en el culo, bueno, y también con unos pies como kayaks. Estoy seguro que alguna vez te ha pasado: te has comido todo el campout, todas y cada una de las horas en la calle para lograr tu talla, y cuando quedan minutos para que abra la tienda y poder entrar como marujas en las rebajas de El Corte Inglés, viene uno y pregunta: ¿Queda algún 14?”. ¡No me jodas! ¿Un 14?. Pues sí, claro que queda un 14, y dos y tres. ¿Quién cojones tiene semejante balsa?. El caso es que en menos de media hora tiene las zapatillas en su poder.

Él

10 – El del equipamiento profesional

Tú te llevas una mochilita y un par de cartones, pero hay algunos que tienen una lista kilométrica que van tachando según las meten en el coche o en la maleta. La sillita no le puede faltar, y es algo que te come por dentro. Tu culo cuadrado por el asfalto y el suyo bien mullidito. No digamos más si el susodicho ha caído en las redes de Fieg y se trae de la silla de Kith lanzada hace unos meses. Puede que te pareciera una tontería, pero ahora la deseas más que nada en este mundo.

En invierno es cuando se ven los verdaderos profesionales, con todo tipo de artilugios para no pasar frío. Mis dieses para todos ellos. Eso es sentir los colores.

A veces no saben ni lo que meten

Previous post

Takers - Swimming Kools

Next post

Tomasa del Real & Moisturisin Mini - Hangover